Alimentos probióticos para tu salud intestinal

beneficios probióticos

La Organización Mundial de la Salud define los probióticos como «microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo anfitrión».

Estos microorganismos, también conocidos como “bacterias buenas”, forman parte de nuestra microbiota o flora intestinal  y ejercen la función de mejorar la digestión mediante una mejor absorción de nutrientes. Además contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico.

Cuando no hay un sano equilibrio en la microbiota, el intestino se puede poblar de bacterias malas que provocan que el organismo esté más susceptible a enfermedades.

La flora intestinal puede desequilibrarse por diferentes factores, pero las más comunes son el uso prolongado de antibióticos, infecciones del sistema digestivo y uso de laxantes.

En caso de que tu organismo presente un desequilibrio de su flora intestinal, es cuando se hace más necesario el consumo de alimentos que contienen probióticos.

Descubre también: ¿Cuál es la relación entre la flora intestinal y la pérdida de peso?

Beneficios de consumir probióticos

Los probióticos tienen muchas funciones y son indiscutiblemente necesarios. Algunos de sus beneficios son:

  • Protegen el sistema inmunológico y refuerzan las defensas del organismo.
  • Combaten enfermedades y desequilibrios como la anemia producida por la ineficiente absorción de nutrientes. Así como la candidiasis, los hongos y las infecciones bacterianas.
  • Previenen el estreñimiento, la diarrea y el síndrome del colon irritable.
  • Previenen las alergias producidas por alimentos.
  • Combaten la acidez estomacal.

Descubre también: Estreñimiento: consejos prácticos para combatirlo

Alimentos ricos en probióticos

Los probióticos están presentes en diferentes alimentos que se realizan mediante la fermentación de bacterias. Algunos ejemplos son:

  • Yogur natural
  • Leche fermentada
  • Kéfir
  • Kombucha
  • Leche de soya enriquecida con probióticos
  • Pasta de miso
  • Tempeh

Otros consejos para regenerar la flora intestinal

En ocasiones las personas con intolerancia a lactosa tienen deficiencias de microorganismos probióticos y la mejor manera de sustituirlos es con complementos que los aportan como las cápsulas y ampollas.

Entre los suplementos más comunes se pueden mencionar el Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus fermentum, Bifidobacteria longum y Bifidobacteria animalis.

Es importante mencionar que los probióticos son de venta libre y los puedes conseguir en la farmacia o droguería.

Además, para tener la cantidad adecuada de probióticos podemos consumir alimentos que al mismo tiempo son “alimento” de los microorganismos (probióticos). Estos son los llamados prebióticos que están presentes en los productos vegetales ricos en fibra dietética como las hortalizas de hoja verde; frutas como las bananas, naranjas y mangos; legumbres como los frijoles; y derivados de la soya, algas y setas.

Descubre también: Gastritis: así puedes prevenirla o aliviarla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *