¿Colon irritable? Alimentos que pueden empeorar los síntomas

¿Colon irritable? Alimentos que pueden empeorar los síntomas

Última actualización: 15 agosto, 2020

El síndrome de intestino irritable, comúnmente conocido como colon irritable, es una patología muy frecuente que afecta a una gran parte de la población mundial, desde personas jóvenes hasta adultos mayores.

Los síntomas pueden variar de acuerdo con la intensidad del síndrome, sin embargo la mayoría de las personas presentan dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, hinchazón abdominal y cambios en la frecuencia y apariencia de las deposiciones.

Actualmente se desconoce la causa exacta de esta condición, sin embargo se ha asociado a alteraciones del sistema nervioso, inflamación intestinal, alteraciones en la flora intestinal o infecciones gastrointestinales.

Sin embargo, el desencadenante más común que da lugar a esta condición es el consumo continuado de alimentos irritantes.

Descubre también: Síndrome del intestino irritable: ¿qué es y cómo aliviarlo?

¿Qué alimentos debes limitar si tienes colon irritable?

Antes de enumerar los alimentos que pueden resultar irritantes para tu colon, es importante que tengas en cuenta que estos pueden variar de una persona a otra. Por ello es imprescindible que analices detenidamente las reacciones de tu propio organismo e identifiques los alimentos que te hacen daño.

A continuación mencionaremos los alimentos o bebidas que normalmente se limitan dentro de la dieta baja en FODMAPS ((carbohidratos de cadena corta fermentables), un método creado para ayudar a personas con síndrome de intestino irritable a tener un mejor control sobre sus síntomas.

Lácteos

leche y queso

Los lácteos son ricos en lactosa, una clase de azúcar que resulta difícil de digerir para la mayoría de las personas. Esto debido a que es normal que los adultos posean bajos niveles de lactasa, la enzima necesaria para digerir la lactosa.

Es por esto que la leche entera, el queso, la mantequilla y demás derivados lácteos puede ser pesados para tu sistema digestivo y resultar irritantes.

Descubre también: Intolerancia a la lactosa: ¿qué la causa y cuáles son sus síntomas?

Legumbres

plato de lentejas

Aunque en general son considerados alimentos saludables, las legumbres contienen galactooligosacáridos (GOS) que pueden representar molestias digestivas en personas particularmente sensibles y ocasionar exceso de gases, hinchazón o flatulencias.

Las legumbres a las que debes prestar especial atención son lentejas, soya, frijoles, garbanzos, guisantes y habas, entre otros.

Trigo, centeno y cebada

Estos cereales tienen altos niveles de fructanos, carbohidratos fermentables que pueden desencadenar síntomas digestivos molestos, especialmente en personas con intestino irritable.

Sin embargo, los alimentos o productos que contienen trazas de estos cereales o que los incluyen como ingredientes secundarios no suelen excluirse de una dieta baja en FODMAP.

Lo que sí debes limitar al máximo son las fuentes más comunes de trigo, cebada y centeno como panes, pastas, cereales de caja y productos de pastelería.

Algunas frutas

plato con mango

Las frutas con alto contenido de FODMAPS también pueden desencadenar síntomas intestinales, sobre todo cuando se consumen en grandes cantidades.

Dentro de las frutas cuyo consumo debes moderar si tienes intestino irritable se encuentran: manzanas, albaricoques, cerezas, mango, melocotón, pera, ciruelas, sandía, lichi, frutas enlatadas y frutas deshidratadas.

En su lugar, puedes optar por frutas bajas en FODMAPS como arándanos, kiwi, naranjas, fresas, limón y mandarinas.

Descubre también: Científicos descartan que haya un “nivel saludable” de consumo de alcohol

Edulcorantes

miel waffles

Muchos edulcorantes (naturales y artificiales) son ricos en FODMAPS y por consiguiente pueden resultar irritantes para el sistema digestivo.

Algunos de estos edulcorante son la miel, el néctar de agave, el jarabe de maíz alto en fructosa y los polioles (alcoholes de azúcar) que suelen ser añadidos a diferentes productos con nombres como sorbitol, manitol y xilitol.

Algunas verduras

Algunas verduras contienen más de un tipo de FODMAP y por ello es importante saber identificarlas para moderar su consumo (si tienes síndrome de intestino irritable).

Dentro de las verduras altas en uno o más FODMAPS se encuentran ajos, cebolla, espárragos, coles de bruselas, coliflor, champiñones  y puerros.

Descubre también: Hierbas naturales para prevenir los gases