¿Cuántas calorías deberías comer?

cuántas calorías

Esta es una pregunta que se hacen a menudo las personas cuando quieren adelgazar, pero también cuando quieren aumentar masa muscular, modificar su composición corporal, mejorar su salud o simplemente mantener un peso estable.

Para responder esta pregunta es necesario que comprendamos en primera instancia el significado y las limitaciones de la famosa teoría del balance energético, la cual nos dice que:

  • Cuando ingieres igual cantidad de calorías que las que tu cuerpo quema, mantienes tu peso.
  • Cuando ingieres más calorías que las que tu cuerpo quema, subes de peso.
  • Cuando ingieres menos calorías que las que tu cuerpo quema, bajas de peso.

Esto bajo la premisa de que cualquier exceso de calorías (cantidad de energía que proporciona un alimento) se almacenará en tu cuerpo en forma de grasa.

El problema con esta teoría es…

Aunque esta teoría es cierta y ampliamente aceptada, también tiene muchas limitaciones pues no contempla diferentes factores que inciden en la acumulación de grasa como son: el tipo y la calidad de alimento que ingieres, el momento del día en que comes, tu equilibrio hormonal y el funcionamiento de tu metabolismo.

Cuando se acepta la teoría del balance energético “a ojo cerrado”, se da por sentado que 100 calorías de donuts son iguales a 100 calorías de brócoli, aún cuando sabemos que ambos alimentos impactan de forma muy diferente en nuestro metabolismo y en nuestra salud.

Y es así como empezamos a ignorar el valor y el aporte nutricional de los alimentos porque “desde que sean bajos en calorías lo demás no importa”, cierto? Pues sí importa y mucho.

Descubre también: Factores que influyen la pérdida de grasa: ¡para tener en cuenta!

¿Entonces las calorías no importan?

Las calorías sí importan, pero deben funcionar como una guía o una referencia que te permita garantizar un equilibrio básico entre lo que consumes y lo que gastas (de acuerdo con tus objetivos) y no como una regla estricta que te genere obsesión.

Las calorías importan porque aunque elijas los alimentos más saludables del planeta, si comes en exceso y sin reparar en las cantidades, naturalmente subirás de peso.

Sin embargo, una vez tengas una noción general de la cantidad y la calidad de comida que tu cuerpo necesita para mantener un balance, no necesitas pensar en las calorías para obtener y conservar un peso estable.

Descubre también: ¿Cómo incrementar tu NEAT? Tu aliado para perder grasa

¿Y cómo encontrar el balance?

Para saber cuál es tu gasto energético diario y poder determinar cuál sería tu ingesta calórica recomendada existen fórmulas que puedes estudiar por tu cuenta, pero lo más recomendable es que acudas a un experto en nutrición pues hay diferentes factores que inciden en este cálculo:

  • Edad
  • Altura
  • Sexo
  • Peso actual
  • Nivel de actividad física
  • Condición de salud

Una vez analizados estos aspectos, el médico o nutricionista podrá decirte cuál es la cantidad de calorías que necesitas para mantener tu peso actual, para adelgazar o para subir, y también podrás apoyarte en sus conocimientos para saber cuáles son los alimentos que más te convienen según tus requerimientos y objetivos.

Recuerda que una vez determinada tu ingesta calórica recomendada, lo más importante es que elijas con conciencia y responsabilidad el tipo de alimentos con el que cumplirás tus requerimientos.

Descubre también: 4 errores comunes que conducen al “efecto rebote”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *