¿Los suplementos pueden reemplazar los alimentos?

En la actualidad se ha vuelto bastante común la ingesta de suplementos para satisfacer las necesidades nutricionales del organismo y garantizar así su adecuado funcionamiento.

De hecho los suplementos son tan populares en la actualidad que prácticamente cada macro nutriente o micro nutriente ya está disponible y a la venta en cápsulas, líquido o polvo.

Incluso quienes están activos en el mundo del deporte y del fortalecimiento físico ingieren suplementos no solo para suplir sus necesidades nutricionales sino para optimizar y acelerar los resultados que obtienen a través del ejercicio.

Vitaminas, minerales, aminoácidos, proteína, ácidos grasos y fibra son algunos de los nutrientes que se pueden obtener mediante el consumo de suplementos.

Descubre también: Superalimentos: ¿milagrosos y curativos?

Pero, ¿qué tan recomendados son los suplementos en comparación con los alimentos naturales?

Suplementos VS. alimentos

Lo primero que debes tener en cuenta es que los suplementos no están diseñados para sustituir los alimentos naturales.

Esto quiere decir que si llevas una dieta equilibrada y saludable no tendrás necesidad de ingerir suplementos ya que los alimentos te proporcionarán los nutrientes requeridos por tu organismo.

A continuación te presentamos una serie de factores que debes tener en cuenta al momento de incluir los suplementos en tu dieta:

  • Los suplementos no tienen la misma cantidad ni complejidad de nutrientes que un alimento natural.
  • Muchos alimentos en su estado natural contienen gran cantidad de fibra, la cual es necesaria para regular los procesos digestivos y prevenir diferentes enfermedades.
  • Los alimentos naturales (o gran parte de ellos) contienen unas sustancias llamadas antioxidantes, las cuales combaten el efecto de los radicales libres  y por ende previenen el daño de células y tejidos.
  • Los suplementos dietéticos normalmente son mucho más costosos que los alimentos naturales.
  • Si se usan de manera inapropiada, los suplementos pueden alterar el equilibrio de nutrientes del organismo.

Descubre también: Potasio: ¿por qué es importante para tu organismo?

¿Quién necesita realmente los suplementos?

En algunas etapas y condiciones de la vida, los suplementos pueden llegar a ser necesarios y beneficiosos para la salud.

Por ejemplo, las mujeres embarazadas deberían tomar suplemento o vitamina prenatal con hierro. La deficiencia de este mineral está relacionada con complicaciones en el embarazo y parto prematuro.

Los adultos mayores de 50 deberían ingerir mayores cantidades de vitamina B-12, la cual resulta esencia a nivel hematológico y neurológico. Se estima que alrededor del 10 % de adultos mayores presentan deficiencia de esta vitamina.

Finalmente, las personas mayores de 65 años pueden ingerir vitamina D para reducir el riesgo de caídas y fracturas, las cuales se vuelven más comunes a esta edad. 

Los suplementos también son recomendados para personas que lleven a cabo dietas con limitación de alimentos esenciales como los veganos o intolerantes a la lactosa.

Descubre también: Calcio: cantidad que necesitas y alimentos que lo contienen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *