¿La genética influye en tu peso corporal?

genética peso

Muchas personas usan los factores genéticos o hereditarios para justificar su peso corporal, bien sea porque esté por debajo o por encima de lo que resultaría ideal o saludable.

Pero, ¿cuál es realmente la función que cumplen los genes sobre el peso? y ¿puede una persona estar predispuesta a la obesidad desde su nacimiento?.

Efectivamente la genética puede influir en ciertos aspectos relacionados con el aumento y la pérdida de peso, como son:

  • La facilidad con la que te llenas al comer
  • Tus niveles de apetito
  • La forma en la que tu cuerpo usa la energía
  • La forma en la que tu cuerpo quema calorías
  • El vaciado gástrico

Estos condicionantes, que varían de una persona a otra, podrían ser claves para entender por qué algunas personas engordan con gran facilidad y por qué otras pueden comer y comer sin que apenas se note.

Conociendo estos datos de antemano, las personas podrían llevar a cabo estrategias más personalizadas de pérdida de peso que estén enfocadas en las necesidades propias de su organismo.

Descubre también: ¿Cuál es la relación entre la flora intestinal y la pérdida de peso?

Sí influye, pero no lo es todo

Ahora bien, aunque está claro que la genética desempeña una función vital en el peso corporal, no es un factor determinante ni decisivo.

Es cierto que si tienes antecedentes familiares de obesidad, puede que tengas una mayor facilidad para engordar, pero esto no determina que necesariamente tengas que tener obesidad.

Hay otros factores relacionados con el estilo de vida que son aún más importantes que la genética y cuyo desequilibrio podría afectar tu capacidad para adelgazar.

Recordemos que la fórmula para perder peso es tan sencilla como quemar más calorías de las que se consumen diariamente

Así que, aunque tu metabolismo funcione de una manera óptima, si te excedes en la comida (sobre todo en el consumo de carbohidratos y grasas dañinas) la posibilidad de que bajes de peso son mínimas.

Un estilo de vida saludable que incluya una alimentación equilibrada y actividad física diaria son piezas clave dentro de cualquier plan de adelgazamiento.

Además, recuerda que el sobrepeso y la obesidad están relacionados con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Descubre también: ¿A dónde va el peso que pierdes cuando adelgazas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *