Comida rápida: recomendaciones para reducir sus efectos negativos

comida rápida

Los términos “comida chatarra”, “comida rápida” o “comida basura” se usan para referirse a aquellos alimentos con escaso valor nutricional y alto contenido de grasa, sodio y azúcar.

Pese a las múltiples advertencias sobre sus consecuencias para la salud, este tipo de comida tiene un gran nivel de popularidad y es la preferida de muchas personas.

Dentro de este grupo de alimentos, podemos incluir:

  • Pizza
  • Hamburguesa
  • Hot dog
  • Empanadas
  • Tacos o burritos
  • Helados
  • Postres

Descubre también: ¿Qué son las grasas trans y cómo afectan tu salud?

Posibles consecuencias del consumo de comida chatarra

Precisamente debido a sus grandes cantidades de sodio, azúcares y grasas dañinas; el consumo habitual de comidas rápidas puede acarrear serios problemas para la salud, dentro de los que se encuentran:

  • Sobrepeso y obesidad por exceso de calorías y carbohidratos
  • Hipertensión por exceso de sodio
  • Diabetes, por exceso de azúcar
  • Enfermedades cardiovasculares, por exceso de grasas dañinas.

Las personas que padezcan o tengan antecedentes de alguna de estas enfermedades, deben evitar o limitar el consumo de este tipo de comidas.

Descubre también: Consejos prácticos para prevenir y controlar la hipertensión

Recomendaciones para el consumo de comida rápida

comprar sandwich

Si definitivamente no puedes evitar el consumo de comida rápida o decides hacerlo de vez en cuando, te presentamos algunas recomendaciones que pueden ayudar a reducir sus efectos negativos:

1. Elige un lugar confiable: al comer por fuera no puedes controlar la cantidad ni la calidad de los ingredientes que agregan a tus pedidos, por eso es importante que elijas un lugar confiable, cuyas conductas de higiene estén garantizadas.

2. Como entrada, pide vegetales: esto te aportará saciedad (además de muchos nutrientes). Así evitarás caer en excesos con alimentos más dañinos.

3. Evita las papas a la francesa: bastará con que te acerques a la cocina del restaurante para que te des cuenta la gran cantidad de aceite en el que fríen las papás a la francesa, y no es precisamente aceite de oliva.

4. Evita agregar salsas a tu pedido: generalmente las salsas comerciales tienen altas cantidades de azúcar, sodio y grasas.

5. Pide la hamburguesa sin queso ni tocineta: a pesar de que hay tipos de queso y de tocineta saludables, los que sirven en restaurantes de comida rápida no suelen ser las mejores opciones..

6. Escoge un pan más saludable: si tienes opción, elige un pan integral o de arroz para tus pedidos.

7. Acompaña con agua: evita las bebidas azucaradas que son tan comunes como acompañantes de este tipo de comidas.

Descubre también: Colesterol alto: todo lo que necesitas saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *