Alimentos que no debes calentar en microondas

El microondas es un aparato electrónico presente en gran parte de los hogares del mundo y, aunque su uso es muy difundido, no deja de ser controversial.

Muchos alegan que es tan contaminante como un auto, otros que su uso es altamente cancerígeno, pero también existen asiduos defensores que alaban su practicidad y rechazan sus presuntos efectos negativos.

Lo cierto es que la Organización Mundial de la Salud ha asegurado que no existen pruebas contundentes que corroboren los supuestos riesgos que este tipo de hornos representan para la salud.

“El alimento cocinado en un horno microondas no se convierte en radioactivo. Ni ninguna energía de microondas permanece en la cavidad o el alimento después que el horno microondas es apagado”, informa la OMS a través de su portal web.

Sin embargo, especialistas en nutrición en todo el mundo sugieren no utilizar el horno microondas con ciertos alimentos. Esto por cuestiones de seguridad alimentaria y por la posible pérdida del valor nutricional.

Descubre también: Natilla saludable para disfrutar en Navidad

Alimentos que debes evitar calentar en microondas

Frutas y vegetales

Cualquier fruta empieza un proceso de pérdida de nutrientes cuando sobrepasa los 40° y en definitiva el microondas lo supera.

En especial, son muy sensibles las frutas cítricas pues pierden la vitamina C y son también quizás las frutas más introducidas al microondas para suavizarlas con el calor y poder extraer el jugo con mayor facilidad.

Es necesario que sepas que ninguna fruta conserva sus nutrientes si se expone a altas temperaturas o a cocción.

En cuanto a los vegetales el resultado termina siendo el mismo, el brócoli por ejemplo pierde más del 50  % de los nutrientes cuando es puesto en el microondas y lo mismo sucede cuando decides cocer papas.

Lácteos y derivados

la leche por ejemplo pierde más del 30 % de su contenido de vitaminas del complejo B, debido al calor. También se disminuye el calcio y la vitamina A.

Es un asunto más delicado aun cuando se trata de leche para alimentar infantes, que dependen en gran parte de esta fuente nutritiva.

En el caso de los quesos que son altamente grasos ocurre el mismo proceso que con las carnes, y es que la grasa se derrite y absorbe sustancias que pueden ser perjudiciales.

Huevo

Calentar huevo, sobre todo entero, en un microondas no es la mejor opción. 

Debido al alto contenido de agua de la clara y a las grasas presentes en la yema, si el huevo es calentado en un microondas puede llegar a explotar y ocasionar accidentes.

Arroz

Además de perder mayor cantidad de nutrientes, el calentamiento en microondas del arroz puede provocar que las bacterias que sobrevivieron a su cocción se multipliquen.

Esto puede provocar problemas digestivos o intoxicación.

Carnes

Al introducir carnes en microondas se pierden más del 50% del contenido de vitaminas del complejo B, da lo mismo cualquier tipo de carne que sea, rojas, pescados, pollo, mariscos, entre otras.

Luego las carnes contienen depósitos de grasas naturales, pues ésta es parte de su composición y se estima que al someterse a altas temperaturas se mezcla más fácil con las sustancias nocivas que producen los envases inadecuados.

Descubre también: Alimentos probióticos para tu salud intestinal

Recomendaciones para el uso de microondas

  • Recuerda que esterilizar biberones en el microondas tampoco es una práctica segura debido a que los materiales con los que se elaboran  no están adecuados para el calor intenso.
  • Debes mantener el microondas limpio y en buen estado. Existen productos comerciales para la limpieza o puedes hacerlo en casa como de costumbre. Esto previene la contaminación de la comida.
  • Si vas a calentar o cocinar algo, conviene hacerlo en envases adecuados, preferiblemente de vidrio. Se sabe que el uso de plásticos a altas temperaturas desencadena la aparición de sustancias cancerígenas.
  • Corrobora que el microondas no presente rupturas y que la puerta esté en buen estado para evitar fugas de radiación.
  • Recuerda que el microondas es un auxiliar y no reemplaza la cocción tradicional.

Descubre también: ¿Te enfermas a menudo? Alimentos para subir las defensas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *