Natilla saludable para disfrutar en Navidad

Natilla saludable para disfrutar en Navidad

Última actualización: 12 junio, 2020

¡Llegó la Navidad! La maravillosa época del año que reúne a la familia y que está cargada de fiestas, celebraciones y viajes soñados.

Sin embargo, también es la época del año en la que más se suele abusar con la comida, sobre todo con los postres y  las harinas.

Por eso, en Viva mi salud te presentamos una deliciosa y saludable receta de un popular postre de Navidad: la natilla. 

Esta versión más saludable de la natilla no lleva maicena (fécula de maiz), ni leche entera ni leche condensada. Así que la podrás comer sin remordimientos.

Además es deliciosa, con sabores suaves y textura delicada, muy agradable al paladar.

¿Te animas a probarla?

Descubre también: Batido de piña con linaza para activar el metabolismo y perder peso

Ingredientes (4-5 porciones)

  • 400 ml de leche de almendras (de coco o de arroz, la que prefieras)
  • 5 yemas de huevo
  • 100 gramos de yogur griego natural y sin azúcar añadido
  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 2 ramas de canela 
  • Canela en polvo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Miel o stevia, al gusto
  • Salsa de caramelo (panela orgánica). Esto es opcional.

Preparación

  1. Calienta a fuego muy bajo la leche junto con el yogur, la esencia de vainilla, las ramas de canela y el endulzante que elegiste. Deja que llegue al primer hervor.

  2. En un tazón aparte bate muy bien las yemas de huevo y ve agregando poco a poco la mezcla de leche, revuelve con insistencia para que no se formen grumos.

  3. Revuelve la gelatina sin sabor en aproximadamente 10 cucharadas de agua y luego llévala al microondas durante 10 segundos (o al baño María) hasta que se diluya correctamente.

  4. Agrega la gelatina diluida a la mezcla y revuelve bien.

  5. Pon la mezcla en el molde que tengas dispuesto (previamente engrasado), esparce canela en polvo y lleva a la nevera hasta que se compacte.

  6. Al final puedes agregar una salsa de panela derretida en agua hirviendo. Pero si quieres que el postre sea más saludable, omite este paso.

Descubre también: Tres ideas para una cena saludable y balanceada