8 trucos para comer sano fuera de casa

comer sano fuera de casa

Comer fuera de casa siempre es un gran reto para quienes desean llevar una dieta saludable y equilibrada, sin embargo existen algunos tips que pueden ayudarte a hacer mejores elecciones.

Antes de conocer estos consejos, es importante recalcar que la mejor forma de cuidar tu alimentación es preparando tus comidas en casa, vigilando con cuidado los ingredientes y las porciones.

Pero como no siempre es posible (ni necesario) comer en casa, debes aprender a transformar tus salidas a restaurantes en experiencias mucho más saludables.

Ten en cuenta que diversos estudios han corroborado que la mayoría de platos que se consiguen en los restaurantes son altos en calorías, sodio y grasas

Descubre también: Los fritos aumentan en un 13 % el riesgo de muerte: estudio

Consejos para elegir mejor

1. Selecciona con cuidado el restaurante

Esta primera elección siempre será fundamental. Trata de optar por un restaurante que tenga una amplia variedad de opciones, así tendrás más posibilidades de elegir algo saludable (o más saludable).

Los restaurantes tipo buffet pueden ser una buena opción, teniendo en cuenta que te permiten elegir lo que quieres agregar a tu plato y el tamaño de las porciones.

2. Bebe un vaso de agua antes de salir

El agua no aporta ninguna caloría y sí te ayudará a generar mayor saciedad. Así evitarás los excesos que son tan comunes cuando se come fuera de casa.

Además, el agua activa de forma natural el metabolismo, favoreciendo una quema de grasas más eficiente.

3. Pide un platillo simple en ingredientes

Los platillos con muchos ingredientes tienen una preparación más compleja y normalmente requieren de grandes cantidades de grasas, azúcares y sodio.

Por ejemplo, en lugar de pedir pechuga en salsa de champiñones, pide simplemente pechuga a la plancha.

4. Elige verduras como guarnición

Recuerda que en una comida ideal los vegetales deberían ocupar la mitad del plato, sin embargo esto no es muy común en los restaurantes. Por eso es importante que tu guarnición sea rica en verduras.

Descubre también: Los 10 vegetales con más carbohidratos

5. Elije entre aperitivo, bebida o postre. Nunca los tres.

El aperitivo, la bebida y el postre son calorías adicionales y muchas veces innecesarias en una comida.

Si decides consumirlos, elije uno o máximo dos entre las tres opciones.

6. Un solo carbohidrato almidonado

Encontrar un platillo de restaurante que equilibre adecuadamente los macronutrientes es muy difícil. Generalmente se incluyen dos o más carbohidratos que pueden entorpecer tus objetivos saludables.

Cuando ordenes, pregunta bien por los elementos que componen el plato y elije un solo carbohidrato almidonado. Por ejemplo: patatas o arroz, pastas o calabaza, etc…

7. Pide los aderezos por aparte

Solicita que los quesos, salsas o cremas te las sirvan en un tazón pequeño adicional y no encima de tus alimentos. Así podrás controlar la cantidad que quieres agregar a tus comidas.

Aunque, si e posible, no uses este tipo de aderezos que pueden resultar ricos en grasas, sodio o azúcares libres,

8. Trata de comer la misma porción que comes en casa

Como ya hemos mencionado, al comer en un restaurante suelen ser comunes los excesos y esto se debe a que estarás expuesto a una gran cantidad de alimentos apetitosos.

Pide, si es posible, que te sirvan porciones pequeñas o comparte con tus compañeros de mesa.

Descubre también: 6 beneficios de reducir el consumo de carne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *