Los fritos aumentan en un 13 % el riesgo de muerte: estudio

riesgos de los fritos

Un estudio publicado en la revista médica BMJ reveló que el consumo frecuente de alimentos fritos (especialmente el pollo, el pescado y los mariscos) está asociado con un mayor riesgo de muerte por cualquier causa, a excepción del cáncer.

Para llegar a esta conclusión los investigadores hicieron seguimiento a 106.966 mujeres posmenopáusicas de 50 a 79 años.

Fue así como descubrieron que las mujeres que comían pollo frito una o más veces al día tenían un riesgo mayor (del 13 %) de muerte en comparación con las mujeres que no comían ningún alimento frito.

Adicionalmente, se encontró que las mujeres con mayor consumo total de alimentos fritos eran también “más propensas a consumir calorías de grasa total en la dieta en lugar de carbohidratos o proteína. Solían consumir menos verduras, frutas y granos enteros, y más bebidas azucaradas, nueces y legumbres, carnes rojas y procesadas, grasas trans, poliinsaturadas. ácido graso, y sodio”, señaló el informe del estudio.

Cabe destacar que no se encontró relación entre el consumo de alimentos fritos y las muertes por cáncer.

Otros estudios previos ya habían revelado que el consumo elevado de alimentos fritos tiene incidencia en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

Descubre también: ¿Por qué debes evitar el consumo de carnes procesadas?

Los riesgos de la fritura como cocción

Los investigadores de este estudio advierten que durante la fritura “los alimentos pueden perder agua y absorber grasa, lo que aumentaría su densidad energética (calórica)”.

Asimismo, explican que durante la fritura los aceites se deterioran a través del proceso de oxidación e hidrogenación, “lo que conduce a una pérdida de
ácidos grasos insaturados como el ácido linoleico y un aumento en los correspondientes ácidos grasos trans”.

Explican que, aunque el consumo de pescado tenga muchos beneficios para la salud cardiovascular, el proceso de fritura puede hacer que “algo bueno se convierta en algo dañino”.

Otro riesgo está relacionado a que la mayoría de los alimentos fritos (como el pollo frito o el pescado frito) resultan ser ultraprocesados y altos en sodio agregado, lo que que podría contribuir a un mayor riesgo de mortalidad.

Adicionalmente, advierten que con la fritura la comida se vuelve más crujiente y “apetecible”, lo que puede redundar en un exceso de su consumo.

Descubre también: ¿Qué son las grasas trans y cómo afectan tu salud?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *