Proteína animal o vegetal: ¿cuáles son las diferencias?

Proteína animal o vegetal: ¿cuáles son las diferencias?

Última actualización: 5 febrero, 2020

El tema de las proteínas se ha convertido en una constante discusión entre quienes siguen una alimentación rica en carnes (rojas o blancas) y quienes optan por el vegetarianismo.

Lo primero que se debe comprender sobre este tema es que las proteínas son un macronutriente esencial para el funcionamiento de tu organismo ya que son parte fundamental de los órganos y tejidos.

Una deficiencia de proteínas, sea cual se la dieta que decidas llevar, puede acarrear pérdida de masa muscular y debilitamiento del sistema inmune, lo que a su vez te volvería más propens@ a desarrollar diferentes enfermedades.

A continuación te presentamos las principales diferencias entre la proteína de origen animal y vegetal. Esto con el objetivo de que puedas tomar decisiones más conscientes sobre tu alimentación.

Descubre también: Alimentos ricos en proteína vegetal

Principales diferencias

Contenido de aminoácidos

Las proteínas de origen animal tienen una composición más compleja por lo que se las considera de mayor valor biológico. Esto quiere decir que su contenido de aminoácidos está más acorde con las necesidades humanas.

Los aminoácidos, vale la pena recordar, son la base de las proteínas y resultan esenciales para el funcionamiento adecuado de tu organismo.

Sin embargo, esto no quiere decir que una dieta vegetariana no pueda suplir las necesidades de aminoácidos que tiene tu cuerpo. La clave está en combinar adecuadamente los alimentos.

Por ejemplo, si combinas lentejas con arroz, las proteínas de ambos alimentos te darán un equilibrio de aminoácidos bastante cercano al de la mayoría de productos de origen animal.

Digestibilidad

Las proteínas de origen animal son más difíciles de digerir y esto se debe principalmente a la complejidad de su composición.

Además, al ingerir carne también se consumen productos residuales del animal que actúan como tóxicos dentro del organismo y alteran el metabolismo.

Las proteínas vegetales, por su parte, suelen ser ricas en fibra, un nutriente esencial para mejorar el funcionamiento del sistema digestivo y prevenir condiciones como el estreñimiento.

Descubre también: Fibra alimentaria: ¿qué es y por qué es importante?

Contenido de grasas

Las carnes, y principalmente las carnes rojas, y lácteos suelen tener un alto contenido de grasas saturadas, cuyo consumo excesivo puede incrementar los niveles de colesterol malo y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Las proteínas vegetales tienen un nivel mucho más bajo de grasas y estas suelen ser de tipo insaturado, el cual resulta mucho más saludable.

Contenido de proteínas

Generalmente las carnes, huevos o lácteos suelen tener un aporte proteíco mayor que los alimentos de origen vegetal.

Por ejemplo, en 100 gramos de carne pueden haber 20 gramos de proteína mientras que las legumbres suelen contener entre 9-11 gramos de proteína por cada 100 gramos.

Descubre también: Carne blanca o carne roja: ¿cuáles son las diferencias?