Receta para preparar leche de avena en casa

preparar leche de avena

La leche de avena es una opción muy saludable y una excelente alternativa a la leche animal, no en vano se encuentra entre las leches vegetales más consumidas junto a la de almendras, soya y arroz.

Sus múltiples beneficios van asociados directamente con las propiedades nutricionales de la avena. Dentro de estos se encuentran:

  • Regula el colesterol: debido a su alto contenido de fibra, se encarga de eliminar la grasa adherida en las arterias y otros órganos del cuerpo. Además por ser de origen vegetal no aporta grasa al organismo como ocurre con los lácteos de origen animal.
  • Buen aporte de proteínas vegetales: la recomendación es que puedas elaborar la leche con avena integral y al hacerlo tendrás un aporte muy importante de proteínas y aminoácidos esenciales.
  • Combate el estreñimiento: gracias al contenido considerable de fibra dietética, a la no presencia de grasas animales y alto aporte de agua, es un producto ideal para quienes desean mejorar el tránsito intestinal.
  • De fácil digestión: al no contener lactosa, este tipo de leche es muy digerible por el organismo.
  • Aporta gran saciedad: bebido alto contenido de fibra en la avena, esta bebida puede mantenerte saciad@ por mucho tiempo.

Además, es un alimento apto para dietas veganas o vegetarianas, así como para personas que sufren de intolerancia a la lactosa.

Descubre también: Razones para incluir la leche de almendras en tu alimentación

Receta de leche de avena casera (1 litro)

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 1 taza de avena integral cruda
  • 1 pizca de sal
  • Endulzante al gusto (preferiblemente stevia)

Preparación

  1. Introduce la avena en el agua y deja reposar mínimo 4 horas.
  2. Vierte en la licuadora junto con la pizca de sal y licuar a alta velocidad hasta que la avena se desintegre.
  3. Cuela con ayuda de un colador de tela y exprime.
  4. Agrega endulzante al gusto.

Como ingrediente opcional puedes agregar una pizca de vainilla.

Recomendaciones finales

  • Consérvala refrigerada por máximo de tres días.
  • Puedes envasarla en un frasco de vidrio previamente esterilizado para garantizar la conservación por el tiempo adecuado de la leche de avena.
  • Utiliza avena integral en la preparación para aumentar el aporte de vitaminas, minerales y fibra.
  • Investiga sobre opciones de avena cuyo contenido no sea transgénico o modificado genéticamente.

Descubre también: Leche dorada: elixir cargado de beneficios para tu salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *