Ginseng: una planta oriental con poderosos beneficios

beneficios ginseng

El ginseng es una raíz con importantes propiedades medicinales que ha sido usada ampliamente en Asia, de donde es originaria, desde hace miles de años.

En la antigüedad era un bien altamente preciado, pues el acceso a esta planta era difícil y su precio elevado.

Sin embargo, en la actualidad el ginseng se consigue en presentaciones variadas en gran parte del mundo, se ha vuelto uno de los suplementos más buscados en el mercado y su precio es asequible.

Descubre también: Cúrcuma: propiedades y beneficios de esta especia milenaria

Pero, ¿cuáles son sus beneficios?

1. Combate la fatiga y debilidad

El ginseng es considera un estimulante por excelencia que tiene la capacidad para reducir la sensación de cansancio y actuar como reconstituyente general. Esto ha sido comprobado por diferentes estudios científicos.

2. Estimula la función cerebral

El ginseng también estimula funciones mentales como la concentración y la memoria, convirtiéndose en un excelente aliado para los momentos en que requieres hacer un sobreesfuerzo psicológico o mental.

3. Alivia los síntomas del resfriado

El ginseng de tipo siberiano mejora síntomas del resfriado común como la tos y la congestión nasal. Esto se debe a que activa las defensas del organismo contra los agentes tóxicos del exterior.

4. Mejora el sistema cardiovascular

Aunque no hay evidencias irrefutables al respecto, diferentes estudios científicos aseguran que el ginseng puede ayudar a proteger el sistema cardiovascular ya que incide en la reducción de la presión arterial alta.

5. Aliado del sistema digestivo

Funciona como estimulante del sistema digestivo, ayuda con el procesamiento de las proteínas y se cree que restaura el tejido de las paredes gástricas.

6. Combate la disfunción eréctil

Al mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio, el ginseng también parece ser un estimulante del desempeño sexual, por lo que era y es utilizado como afrodisíaco.

Descubre también: ¿Te enfermas a menudo? Alimentos para subir las defensas

Opciones de consumo

  • El ginseng puede consumirse en infusión, para ello puedes comprar el preparado en bolsita, disponible en supermercados y droguerías. Sin embargo, es mejor que consigas la raíz, la cual puedes preparar en casa cocinándola por 15 minutos en medio litro de agua.
  • También puedes comprar las capsulas de ginseng en droguerías o tiendas naturistas.
  • Otra opción, menos común, es comprar las ampollas con extracto de ginseng.

Sea cual sea la opción que elijas, sigue siempre las instrucciones (en el caso de las cápsulas y ampollas). Si decides tomarlo en infusión, hazlo máximo 2 veces por semana durante un mes.

Descubre también: Té de jengibre para tratar la gripe y la tos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *