Ciclo de semillas para el equilibrio hormonal femenino

Ciclo de semillas para el equilibrio hormonal femenino

El ciclo de semillas es una práctica de la medicina alternativa (más específicamente de la Naturopatía) que consiste en sincronizar el consumo de ciertas semillas con fases específicas del ciclo menstrual para apoyar el balance de las hormonas femeninas.

Puntualmente se utilizan semillas de lino, de calabaza, de girasol y de sésamo para proporcionar nutrientes o compuestos vegetales que pueden apoyar el equilibrio de hormonas como el estrógeno y la progesterona, cuyo desbalance puede influir en el ciclo menstrual.

La doctora Jolene Brighten, médica naturópata y experta en salud hormonal de la mujer, recomienda el ciclo de semillas en su reconocido libro Beyond the Pill, especialmente para “aquellas mujeres que abandonan el control de la natalidad o que luchan con los síntomas del síndrome post-control de la natalidad como acné, períodos irregulares , o Síndrome Premenstrual”.

Por su parte la reconocida coach en salud hormonal Magdalena Wszelaki, autora del prestigioso blog Hormones Balance, afirma que el ciclo de semillas también es especialmente útil para mujeres que atraviesan por la perimenopausia y la menopausia pues parece contribuir a la reducción de los sofocos, los sudores nocturnos y a un mejor sueño.

Aunque hasta la fecha no se han realizado estudios científicos que respalden específicamente los beneficios del ciclo de semillas, esta se considera una práctica segura y muchas mujeres alrededor del mundo continúan implementándola con resultados prometedores.

Descubre también: ¿Cómo mitigar la adaptación metabólica que genera estancamiento?

Tres pasos para implementar el ciclo de semillas

cucharas con semillas

1. Comprender los cambios hormonales en el ciclo menstrual

El ciclo de semillas es muy sencillo, pero para implementarlo es importante tener en cuenta y comprender de manera general las dos fases del ciclo menstrual:

  • Fase folicular: corresponde a la primera mitad del ciclo menstrual, desde el primer día de la menstruación hasta el día 14. Durante esta fase los niveles de estrógeno aumentan como parte del proceso en el que tu ovario se prepara para liberar un óvulo. La testosterona también aumenta justo antes de la ovulación.
  • Fase lútea: corresponde a la segunda mitad del ciclo menstrual, desde la ovulación (día 14) hasta el inicio de la siguiente menstruación. En esta fase aumentan los niveles de progesterona mientras tu cuerpo se prepara para un posible embarazo.

En teoría esta producción de estrógeno y progesterona durante cada una de las fases del ciclo menstrual debería darse de forma natural, sin embargo muchas mujeres presentan desbalances detonados por estrés excesivo, una dieta deficiente, toxinas ambientales o problemas digestivos.

2. Comprender el rol de las semillas

  • Las semillas de lino son ricas en lignanos, compuestos que funcionan como moduladores estrogénicos.
  • Las semillas de calabaza son ricas en zinc, un mineral que se ha relacionado con niveles óptimos de testosterona.
  • Las semillas de calabaza son una fuente natural de triptófano y magnesio, los cuales contribuyen a una mejor calidad de sueño, y el sueño es un factor fundamental para lograr un balance hormonal.
  • Las semillas de sésamo también influencian las hormonas femeninas, modulan la inflamación y mejoran el metabolismo del colesterol (precursor de las hormonas sexuales).
  • Las semillas de girasol favorecen la desintoxicación de estrógenos en el hígado, lo que contribuye a reducir esta hormona en la fase lútea.

3. Implementar el ciclo de semillas

A continuación encontrarás las indicaciones para implementar el ciclo de semillas en tu rutina:

  • Fase folicular (días 1-14): consuma 1 cucharada diaria de semillas de lino y 1 cucharada de semillas de calabaza.
  • Fase lútea (días 15-28): consuma 1 cucharada diaria de semillas de sésamo y 1 cucharada de semillas girasol.

En todos los casos, las semillas deben ser preferiblemente crudas, frescas y molerlas al momento del consumo (se puede usar un molinillo de café o de especias).

Algunas ideas para su consumo son:

  • Agrégalas a tu batidos verdes o smoothies
  • Agrégalas a tus bowl de avena o de yogur
  • Agrégalas a tus ensaladas
  • Agrégalas a tus sopas o cremas de verduras

Se recomienda seguir este proceso con constancia durante al menos 3 meses, siempre y cuando no se presenten reacciones individuales adversas.

Descubre también: Ciclo menstrual: ¿qué es normal y qué no?

Para tener en cuenta

taza con semillas

La práctica del ciclo de semillas se considera una terapia suave y segura para apoyar el equilibrio hormonal de tu cuerpo, sin embargo de poco o nada servirá si no cuidas los factores desencadenantes de desequilibrios como el estrés, la falta de sueño, los problemas digestivos y una dieta deficiente.

También es importante tener en cuenta que el ciclo de semillas no reemplaza un tratamiento médico orientado al equilibrio de sus hormonas. En casos relacionados con las hormonas femeninas y el ciclo menstrual, el profesional de salud ideal será un especialista en endocrinología ginecológica.

Descubre también: 3 suplementos naturales para combatir la celulitis

Referencias

  1. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/8875519/
  2. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/8875519/
  3. https://academic.oup.com/ajcn/article/79/2/318/4690098
  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23933354/
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/8077314/