Sobrecarga muscular: ¿qué es y cómo evitarla?

Una sobrecarga muscular se presenta debido al uso excesivo (o inadecuado) de determinados músculos durante la práctica de algún deporte o actividad física.

Se trata de una contracción involuntaria y prolongada de las fibras musculares, lo que redunda en una lesión muy común y de diferentes niveles de gravedad.

Los músculos afectados, con mayor frecuencia, por una sobrecarga muscular son los de las extremidades superiores, el cuello y los hombros. 

Descubre también: Así puedes mitigar el dolor muscular ocasionado por el ejercicio

Causas 

Las lesiones por sobrecarga pueden afectar directamente las articulaciones y provocar tendinitis o fractura por estrés.

Algunas de las causas más comunes de sobrecarga muscular son:

  • Incrementar la intensidad de la actividad física demasiado rápido.
  • Entrenar durante mucho tiempo un mismo músculo sin descansar.
  • Mala ejecución de un ejercicio.
  • Usar peso excesivo en los ejercicios.

Síntomas 

El dolor y la pesadez en los músculos afectados son los signos principales para detectar una sobrecarga muscular. Sin embargo también se puede presentar

  • Molestia en las articulaciones
  • Limitación de la movilidad
  • Calambres
  • Disminución del rendimiento

¿Como evitar la sobrecarga muscular?

  • Estira 15 segundos cada músculo después del entrenamiento.
  • Asesórate sobre la técnica correcta de cada ejercicio.
  • Se consciente de tu nivel físico para elegir el peso y la intensidad adecuada.
  • Avanza progresivamente (tanto en tiempo como en fuerza)
  • Incluye descansos en tu entrenamiento para reposar los músculos.
  • Toma suficiente agua.
  • Realiza masajes de descarga muscular.

Descubre también: Recomendaciones para un buen estiramiento después de entrenar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *