Así puedes mitigar el dolor muscular ocasionado por el ejercicio

El dolor muscular suele ser un recordatorio común del esfuerzo realizado en una rutina de ejercicio. A muchos les agrada la sensación, pero para algunos puede resultar muy intenso.

Este dolor se presenta a menudo después de 24 horas de haber realizado ejercicio y con frecuencia se extiende por cerca de dos o tres días, mientras el músculo completa su proceso de recuperación y fortalecimiento.

¿Existe algún método para prevenir este dolor?

mujer dolor brazo

En ocasiones resulta inevitable sentir dolor después de una nueva o más exigente rutina de ejercicios. Sin embargo los expertos en salud y entrenamiento físico recomiendan tres hábitos que pueden ayudar a prevenir y mitigar la aparición del dolor muscular intenso:

1. Ve con calma

Antes de realizar un nuevo ejercicio o ejecutar un programa de entrenamiento de mayor intensidad a la que estás acostumbrado, es recomendable que te prepares adecuadamente y de manera escalonada.

De esta forma los músculos del cuerpo se irán acostumbrando al esfuerzo exigido y entonces el dolor nunca será tan fuerte y agudo como para impedirte realizar las próximas rutinas.

2. Haz calentamiento

Calentar es vital para preparar al organismo antes de una actividad física intensa y ayuda a reducir el riesgo de lesiones musculares durante el entrenamiento.

Estos movimientos previos activan el riego sanguíneo y mejoran la lubricación de las articulaciones, al tiempo que aumentan la frecuencia cardiaca.

De igual forma, los músculos que han entrado en calor son más eficientes y te ofrecerán un mejor desempeño

3. Estira correctamente

Una buena sesión de estiramiento después de hacer ejercicio ayuda a relajar la tensión en los músculos que han sido sometidos a esfuerzo.

Además, al estirar se acelera la reabsorción del ácido láctico y por ende se reduce en cierto grado el dolor proveniente de la inflamación o las lesiones tendinosas.

Descubre también: Recomendaciones para un buen estiramiento después de entrenar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *