Tips para reducir el plástico en la cocina

La humanidad se enfrenta a muchos retos que resultan necesarios para reducir los desechos y soñar con un mejor planeta. Uno de los más urgentes es abandonar la dependencia al uso del plástico.

En la actualidad, el plástico está presente en una enorme cantidad de utensilios que se usan en el día a día: envases de almacenamiento, platos, cucharas, vasos, cucharones, carrizos o pajillas. La lista es interminable.

Además, se puede encontrar en una gran variedad de empaques que contienen los productos del supermercado, como los envoltorios de frutas y vegetales.

Lo peor de este asunto es que se ha demostrado que la mayoría de estos desechos no son reutilizados ni reciclados, por lo que terminan en los afluentes de agua y en los océanos.

De esta forma no solo afectan a los peces y crustáceos que terminan con una gran cantidad de plástico en sus estómagos, sino que también se ha evidenciado que la sal de mesa está contaminada con partículas llamadas microplásticos.

Descubre también: El 90 % de las marcas de sal están contaminadas con microplásticos

¿Cómo reducir el plástico en la cocina?

Uno de los lugares donde más se produce o utiliza plástico es en la cocina y aquí te presentaremos algunos consejos para disminuirlos:

  • Comprar frutas y vegetales en los mercados o mercadillos de abastos. Estos están sin empaque con su cáscara y los puedes cargar en un empaque reutilizable.
  • Investiga si en tu ciudad existe una tienda de alimentos secos a granel, en la cual se puedan comprar granos como el arroz o el trigo, harina, legumbres secas y otros productos sin envase.
  • Cuando compres pan, busca lugares en que te lo vendan en bolsas de papel. De ser posible lleva tus propias bolsas reutilizables.
  • Las opciones de bebidas procesadas son muchas, pero elige las que sean de envase de vidrio reutilizable o que se pueda reciclar. El envase plástico retornable o las latas de aluminio son fáciles de reciclar.
  • Cuando necesites menaje desechable, busca opciones como platos de cartón y vasos de papel, igual las pajitas.
  • Compra más productos frescos. Si se necesita comprar alimentos en conserva elige los de envase de vidrio.
  • Mantén varias bolsas de tela reutilizables para hacer la compra, que se puedan lavar y transportar sin más.

Descubre también: Alimentos que no debes calentar en microondas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *