Remedios caseros para combatir la caspa

La caspa es una condición muy común que se caracteriza por picazón y descamación de la piel del cuero cabelludo. Aunque no es una afección grave, sí puede ocasionar molestia y vergüenza.

Esta condición es muy fácil de detectar pues normalmente se hace evidente la presencia de partículas blancas de piel muerta que se esparcen por todo el cabello e incluso por los hombros. 

Algunas de las causas más comunes que pueden provocar la caspa son:

  • Cuero cabelludo irritado 
  • Acumulación de grasa por lavado infrecuente
  • Hongo tipo levadura
  • Sensibilidad a algunos productos que aplicas en el cabello

Normalmente la caspa no requiere atención médica, pero sí existen algunas medidas que puedes tomar para combatir esta afección.

Sin embargo, debes tener paciencia y disciplina ya que la caspa puede ser muy resistente. 

Descubre también: Remedios naturales para los hongos en las uñas de los pies

Remedios caseros

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té se ha usado tradicionalmente como agente antifúngico y antiséptico. Puedes encontrarlo en farmacias o tiendas naturistas.

Aplica unas gotas de este aceite en tus manos, frótalo para que se caliente y masajea el cuero cabelludo. Deja reposar por unos minutos y lava con abundante agua.

También puedes agregar unas gotas a tu champú.

Vinagre

El vinagre también es reconocido por sus propiedades antibacterianas y puede ayudarte a controlar el PH de tu cuero cabelludo para mitigar los síntomas de la caspa.

Lava tu cabello con una mezcla de 1 parte de vinagre blanco por 3 partes de agua, masajea durante al menos 5 minutos. Retira con abundante agua y champú para la caspa.

Aloe vera

Una gran cantidad de champús anticaspa contienen aloe vera entre sus ingredientes. Esto debido a que la sábila tiene propiedades antifúngicas y analgésicas que ayudan a aliviar la picazón.

Extrae el gel de aloe vera y aplícalo en todo el cuero cabelludo. Envuelve tu cabello en una toalla o gorro térmico y deja actuar por unos 20 minutos.

Luego lava tu cabello con abundante agua.

Descubre también: Una sencilla mascarilla con aloe vera para controlar el acné

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un humectante natural que puede ayudarte a combatir la resequedad y descamación de la piel. Además por su contenido de vitaminas este aceite nutrirá a profundidad tu cabello para reparar las áreas dañadas.

Aplica unas gotitas de aceite de oliva en tus manos y frótalas para calentarlo. Luego espárcelo por el cuero cabelludo con suaves masajes. 

Cubre tu cabello con un gorro de ducha y deja actuar por 20 minutos. Luego lava con abundante agua.

Otras recomendaciones

  • Usa un champú suave o especial para la caspa.
  • Lava tu cabello todos los días o al menos día de por medio.
  • Expón tu cabello al sol unos minutos cada día, pero asegúrate de usar bloqueador.
  • Controla el estrés. 

Descubre también: Paso a paso para lavar tu cabello de forma correcta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *