Hemocromatosis: dolor intenso por exceso de hierro

La hemocromatosis es una enfermedad que provoca la absorción y almacenamiento excesivo de hierro en los órganos del cuerpo, especialmente en el hígado, el corazón y el páncreas.

Este exceso de hierro, al cabo del tiempo, puede ocasionar daños severos en los órganos y desencadenar enfermedad hepática, problemas cardiovascucales y diabetes, entre otras condiciones crónicas.

Los primeros síntomas de esta enfermedad suelen aparecer entre los 50 y 60 años en los hombres y después de la menopausia en las mujeres, sin embargo también puede presentarse a edades más tempranas.

Descubre también: Diabetes: señales que te ayudarán a detectarla a tiempo

¿Cuáles son las causas de la hemocromatosis?

La forma más común de esta enfermedad se presenta como consecuencia de la mutación de un gen heredado de los padres, el cual controla la absorción del hierro a partir de la ingesta de alimentos.

Sin embargo también existen otros tipos de hemocromatosis:

Adquirida o secundaria: este tipo de hemocromatosis no es heredado y se define como una sobrecarga de hierro provocada a menudo por transfusiones de sangre reiteradas.

Neonatal: enfermedad autoinmunitaria y poco frecuente en la que el hierro se acumula en el hígado del feto 

Señales de alerta

Al ser una enfermedad poco conocida, los síntomas de hemocromatosis suelen ser confundidos con los de otros trastornos más frecuentes. 

Estas son algunas señales de alerta:

  • Fatiga y debilidad
  • Dolor abdominal
  • Dolor y rigidez en las articulaciones
  • Pérdida del deseo sexual
  • Cambios en el color de la piel

A medida que avanza la enfermedad se puede presentar:

  • Insuficiencia cardíaca 
  • Insuficiencia hepática

Ante cualquiera de estos síntomas es importante acudir al médico y realizar las pruebas genéticas que permitan confirmar o descartar esta enfermedad.

Descubre también: Hepatitis: ocho cosas que debes saber

¿La hemocromatosis tiene cura?

tratamiento hemocromatosis

No existe cura para esta enfermedad, pero sí tratamientos efectivos que suelen incluir la extracción periódica de sangre para restablecer los niveles de hierro.

Esto puede ayudar a mitigar el dolor producido por la enfermedad y prevenir complicaciones de salud.

También existen medicamentos usados para eliminar el exceso de hierro a través de la orina o las heces. 

En general también se recomienda a personas con hemocromatosis realizar cambios en su estilo de vida que incluyan:

  • Evitar el alcohol
  • Evitar suplementos de hierro y vitamina C
  • Evitar la ingesta de pescados y mariscos

Descubre también: Hierro: importancia de su consumo y principales fuentes alimentarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *