Artritis: alimentos que pueden mitigar los síntomas

La artritis es una inflamación de las articulaciones que genera rigidez y dolor, y suele empeorar con la edad.

Este padecimiento está entre las primeras causas de discapacidad en los trabajadores y tiene mayor incidencia en personas que sobrepasan los 45 años.

La artritis tiene múltiples variantes y también distintos síntomas afectando no sólo las articulaciones, sino también los huesos, los tejidos y los músculos.

Aunque no existe cura para esta enfermedad, sí hay tratamientos que buscan mitigar las molestias y procurar que los pacientes sigan con su ritmo normal de vida.

Descubre también: Artritis: ¿cómo aliviar la rigidez y el dolor?

Problemas de alimentación en pacientes con artritis

Los pacientes con artritis enfrentan problemas secundarios aparte de la degeneración de las articulaciones y algunos están relacionados con la alimentación.

Algunas personas, por ejemplo, pueden desarrollar úlceras o gastritis como efecto secundario de los medicamentos usados para tratar el dolor.

La artritis también puede provocar inapetencia y mala absorción de nutrientes, lo que redundaría en pérdida de peso. 

Muchas personas con artritis pueden presentar igualmente problemas dentales, deformación de la mandíbula, escasez de salivación (síndrome de Sjögren) y gingivitis. 

Por otra parte, la falta de movimiento y la discapacidad producida por la artritis incide en la aparición de depresión, sobre todo en personas de mediana edad. La depresión igualmente provoca alteración de los patrones alimenticios.

Descubre también: Gota: todo sobre este tipo de artritis dolorosa

Alimentos como parte de la terapia

Cuando una persona es diagnosticada con artritis deberá emprender una serie de cambios en sus hábitos alimenticios que le permitan alcanzar un peso saludable. Esto teniendo en cuenta que el exceso de masa corporal ejerce presión sobre las articulaciones y puede empeorar los síntomas.

Además, una dieta saludable incide directamente en la salud de huesos, articulaciones y tejidos.

Estos son algunos consejos de alimentación para tratar la artritis:

  • Elimina o reduce al máximo los azúcares procesados, grasas trans, carnes rojas y embutidos.
  • Disminuye el consumo de lácteos. Puedes remplazarlos por productos a base de soya, almendras o avena.
  • Aumenta el consumo de grasas esenciales que funcionan como antiinflamatorio por ejemplo: linaza en grano y en aceite, aceite de oliva, coco, semillas secas y otros alimentos ricos en Omega 3, 6 y 9.
  • Consume tubérculos como remplazo de carbohidratos procesados. Los tubérculos son ricos en minerales como el magnesio y el zinc.
  • Consume la mayor variedad de frutas y vegetales frescos, que aportan vitaminas y minerales. Estos no aportan mayor acidez y alcalinizan el organismo, al tiempo que mejoran los estados inflamatorios de las articulaciones.
  • Un último consejo: las dietas vegetarianas resultan ser beneficiosas, conviene informarse y ponerlas en práctica.

Descubre también: Claves para iniciar una dieta vegetariana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *