Diabetes: señales que te ayudarán a detectarla a tiempo

Desde 1980 el número de personas que padecen diabetes prácticamente se ha cuadruplicado y la prevalencia de esta enfermedad ha incrementado en todo el mundo.

Dentro de los factores de riesgo de la diabetes se encuentran aquellos que no se pueden modificar como la genética y la edad, pero además se destacan los hábitos y costumbres alimenticias que se pueden cambiar fácilmente.

Descubre también: Diabetes: consejos prácticos para prevenirla

Una diabetes no controlada puede conducir a una hiperglucemia que a su vez genera serios daños en órganos y sistemas, especialmente en los nervios y los vasos sanguíneos.

La Asociación Americana de Diabetes destaca que la detección temprana y el tratamiento de los síntomas de la diabetes puede disminuir la posibilidad de tener complicaciones con esta enfermedad.

A continuación presentamos los síntomas que te ayudarán a detectar la presencia de esta enfermedad y ante los cuales debes consultar al médico de inmediato:

Woman testing her blood glucose level on white background

Diabetes tipo 1

  • Constante necesidad de orinar
  • Sed inusual
  • Hambre extrema
  • Pérdida inusual de peso
  • Fatiga e irritabilidad extremas

Diabetes tipo 2

  • Cualquiera de los síntomas de la diabetes tipo 1
  • Infecciones frecuentes
  • Visión borrosa
  • Cortes/moretones que tardan en sanar
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies
  • Infecciones recurrentes de la piel, encías o vejiga

Sin embargo, la ADA advierte que en muchos casos la diabetes no presenta síntomas, por lo que es importante que te hagas un examen de riesgo con cierta frecuencia para descartar cualquier irregularidad.

Lea también: Cinco hábitos que hacen más lento tu metabolismo

#OjoAlDato

  • Los adultos con diabetes tienen un riesgo 2 a 3 veces mayor de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.
  • En 2015 la diabetes fue la causa directa de 1,6 millones de muertes.
  • La prevalencia de diabetes aumenta con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *