Hepatitis: ocho cosas que debes saber

hepatitis

La hepatitis es la inflamación del hígado comúnmente clasificada en cinco variantes correspondientes a los virus identificados hasta el momento: A, B, C, D Y E.

Aunque la mayoría de casos de hepatitis son causados por alguno de los virus mencionados, existen otras causas menos comunes como consumo de alcohol  y de determinadas drogas, así como enfermedades autoinmunitarias.

Aunque esta enfermedad suele desaparecer de manera espontánea, también puede evolucionar hacia una fibrosis, cirrosis o cáncer de hígado.

A continuación presentamos ocho datos importantes que debes conocer sobre esta afección:

Descubre también: Científicos desvelan la relación entre vitamina D y cáncer

1. Tipos de hepatitis

Hepatitis A: virosis hepática que se transmite por la ingestión de alimentos o bebidas contaminadas o por contacto directo con una persona infectada.

Hepatitis B: este tipo de virus se transmite por contacto con la sangre, semen u otros líquidos corporales de la persona infectada.

Hepatitis C: la mayoría de los casos relacionados con esta infección se producen a través del consumo de drogas inyectables, atención sanitaria poco segura y transfusiones de sangre.

Hepatitis D: Es una sobreinfección que requiere de la presencia anticipada del virus de hepatitis B.

Hepatitis E: la hepatitis E se transmite por vía fecal-oral, como consecuencia de la contaminación fecal del agua de bebida.

2. No se repite

Una persona que padece hepatitis desarrolla anticuerpos que le dan inmunidad permanente y de por vida contra esta misma enfermedad.

3. Se puede transmitir con el sexo

La hepatitis B se puede transmitir a través de relaciones sexuales y, aunque con menos frecuencia, la hepatitis A y C también se transmiten de esta forma.

4. Se puede contagiar

La mayoría de virus de hepatitis se pueden contagiar si no se toman las precauciones pertinentes. Algunas fuentes de contagio pueden ser:

  • Alimentos contaminados
  • Agua contaminada
  • Exposición a la sangre
  • Instrumentos quirúrgicos contaminados
  • Drogas inyectables
  • Pinchazos accidentales

5. Las mujeres embarazadas requieren cuidados adicionales

Debido a que las mujeres con hepatitis tienen muchas probabilidades de transmitir el virus a su bebé, se deben extremar las medidas preventivas como la administración de gammaglobulina y la vacuna contra el virus, en caso de hepatitis B.

6. Cuidado con la donación de sangre

Las personas que tuvieron hepatitis antes de los 12 años pueden ser donantes, sin embargo quienes padecieron esta enfermedad después de la edad indicada no pueden hacerlo ya que es probable que tengan portadores crónicos que pueden transmitirse con una transfusión.

7. Peligro de cáncer

La hepatitis crónica de tipo B o C constituyen el factor de riesgo más común de cáncer de hígado, en parte debido a que ocasionan cirrosis.

8. Cura: sí y no

Existen tratamientos que han demostrado ser efectivos para los diversos tipos de hepatitis, sin embargo no hay una cura definitiva que pueda ser aplicada en todos los casos.

Descubre también: Remolacha: beneficios comprobados por la ciencia

higado ilustracion

#OjoAlDato

  • Cerca de 257 millones de personas están infectadas con el virus de la hepatitis B.
  • Aproximadamente 71 millones de personas tienen hepatitis C.
  • En el 2015 la hepatitis viral causó 1,34 millones de muertes en todo el mundo.
  • Solo el 9% de los infectados con el virus de la hepatitis B es consciente de su enfermedad.