5 posibles efectos secundarios del ayuno intermitente

5 posibles efectos secundarios del ayuno intermitente

Última actualización: 15 agosto, 2020

El ayuno intermitente es una práctica que ha alcanzado mucha popularidad en los últimos años y cada vez son más las personas interesadas en incluirla dentro de su estilo de vida como una herramienta para estar más saludable o controlar el peso.

Aunque generalmente el ayuno intermitente se considera seguro, lo cierto es que sí puede generar algunos efectos secundarios que debes tener en cuenta antes y en el momento de practicarlo.

Además, debes tener en cuenta que este NO es un método recomendado para mujeres embarazadas o lactantes, menores de 18 años ni personas con muy bajo peso o con un TCA (trastorno de la conducta alimentaria).

Así que si no estás dentro de este grupo de personas y deseas experimentar con el ayuno intermitente, te contamos sobre algunos posibles efectos secundarios considerados “normales” que puedes presentar:

Descubre también: ¡Adiós a la confusión! Descubre lo que NO ES el ayuno intermitente

Posibles efectos secundarios

mujer irritada en la cocina

1. Hambre y antojos

Este es fácilmente el efecto secundario más común del ayuno intermitente (sobre todo en ayunos largos o prolongados) pues tu cuerpo no está acostumbrado a pasar periodos tan largos sin recibir alimentos.

Este efecto secundario tiende a desaparecer cuando haces del ayuno intermitente una práctica recurrente, mientras tanto puedes ayudarte consumiendo café, infusiones herbales, té verde o té matcha durante tus periodos de ayuno.

Por supuesto también es importante que asegures una ingesta adecuada de calorías y nutrientes durante tu ventana de alimentación.

2. Estreñimiento

Es normal que si estás comiendo menos (como consecuencia del ayuno), también salga menos de tu cuerpo y por consiguiente se disminuya la frecuencia de tus evacuaciones.

Este también es un síntoma común y no debería representar una preocupación, sin embargo si presentas mucha hinchazón o malestar estomacal es conveniente que consultes con tu médico o con el profesional que esté guiando tu ayuno.

3. Dolor de cabeza

El dolor de cabeza durante el ayuno puede aparecer por diferentes razones como la deshidratación, la alteración de los patrones de alimentación o la pérdida de sodio.

A menudo solo necesitas darle tiempo a tu cuerpo durante la fase de adaptación, consumir suficiente agua y consumir algo de sal durante tu ventana de ayuno.

4. Debilidad

Durante los primeros días de ayuno puedes presentar cansancio y debilidad pues tu cuerpo no está recibiendo los mismos alimentos (fuente de energía) que recibía habitualmente, sin embargo estas sensaciones tienden a desaparecer tras el periodo de adaptación.

En estos primeros días te recomendamos tomarte el día a día con más calma, dormir bien y en lo posible poner en pausa tus entrenamientos.

5. Irritabilidad

La aparición e intensidad de la irritabilidad dependerá de cada persona y de su capacidad de adaptación, sin embargo esta es una consecuencia común de los 4 efectos secundarios mencionados con anterioridad (hambre, dolor de cabeza, estreñimiento y debilidad).

Por ello es importante que antes de hacer ayunos largos, le des tiempo a tu cuerpo y a tu mente de adaptarse a periodos más cortos sin recibir alimentos, de esta forma podrás mitigar los posibles efectos secundarios.

Descubre también: ¿Cómo hacer ayuno intermitente? Estos son algunos métodos

¿Cuándo buscar ayuda?

mujer con migraña

En Viva mi Salud te recomendamos siempre que antes de hacer ayuno intermitente consultes a un experto, quien determinará si es la mejor opción para ti (de acuerdo con tu condición de salud y tus objetivos) y te guiará en este proceso para que obtengas los mejores beneficios y mitigues los efectos secundarios.

Sin embargo, si decidiste hacer ayuno por tu cuenta (que, nuevamente, no es lo más recomendable) y estás experimentando síntomas muy molestos como molestias digestivas, migrañas, excesiva debilidad o mareos recurrentes, la recomendación es que suspendas inmediatamente el ayuno y consultes con tu médico.

Recuerda que el ayuno no es una competencia que gana el que aguante más horas, es una herramienta que puede aportarte beneficios, pero solo si la implementas de forma responsable de acuerdo con tu bioindividualidad.

Descubre también: 5 cosas que debes saber antes de hacer ayuno intermitente