¿Cómo diferenciar la depresión de la tristeza pasajera?

¿Cómo diferenciar la depresión de la tristeza pasajera?

Aunque es normal sentir tristeza o desanimo de vez en cuando, es muy importante aprender a diferenciar un estado pasajero como la tristeza de un trastorno más complejo como la depresión. En este artículo te explicamos las principales características de cada uno.

Tanto la tristeza como la depresión son condiciones comunes en nuestra sociedad y comparten muchas características entre sí, lo que suele confundir a quienes las padecen o a quienes están a su alrededor, limitando en ocasiones las posibilidades de ser diagnosticados en forma temprana.

Si bien en la antigüedad la depresión se relacionaba con una característica de personalidad nostálgica o melancólica, hoy se sabe que se trata de una patología o enfermedad mental digna de atención y tratamiento médico, teniendo en cuenta que puede afectar el rendimiento académico o laboral, las relaciones interpersonales e incluso llevar al suicidio.

Descubre también: Autismo: primeras señales para detectarlo

Características de la tristeza

mujer triste por ruptura amorosa

La tristeza es un sentimiento común que las personas pueden experimentar múltiples veces ante situaciones que representan dificultad como la muerte de un ser querido, rupturas como el divorcio, pérdida de algo valioso o conflictos personales. Se trata de un estado emocional y mental pasajero que va menguando al cabo de unos días o pocas semanas.

A continuación se relacionan las características más comunes de este estado:

  • Aparece como una reacción psicológica ante algo que nos ha generado dolor. Es fácil identificar la causa.
  • Su duración varía dependiendo de la gravedad de la situación, pero la intensidad suele ir disminuyendo con el paso de los días.
  • No es incapacitante y no afecta la cotidianidad de las personas. Puedes estar triste pero trabajar, estudiar y socializar con la familia y amigos.
  • Cuando las personas están tristes, no tienen mayor inconveniente en compartir sus sentimientos con otras personas. Buscar apoyo y hablar son vías de escape frecuentes.
  • Es posible sentir preocupación, pero funciones como dormir o comer suelen desarrollarse con bastante normalidad.

Descubre también: 5 hábitos diarios para el equilibrio emocional

Características de la depresión

mujer triste y pensativa

En definitiva, la depresión es una condición mucho más compleja que requiere atención especial, puesto que reúne distintos síntomas físicos y mentales, con una duración prolongada y con secuelas que pueden ser lamentables a largo plazo. Los síntomas más frecuentes son:

  • Sensaciones de desánimo y angustia que pueden prolongarse por un largo periodo de tiempo.
  • Pérdida de habilidades de concentración, pues los pensamientos se desvían a aspectos negativos.
  • Pérdida de interés por actividades habituales.
  • Alteración de actividades como el descanso, la alimentación, el trabajo, la convivencia familiar, etc.
  • Sensación de desesperanza, de que los problemas, por pequeños que sean, no tienen solución y nunca acabarán. Se pierde la alegría y el optimismo.
  • Sensación constante de tristeza, aunque no pueda explicar claramente o con facilidad el origen de ese estado.
  • Las personas deprimidas suelen tener problemas para conversar sobre sus sentimientos y para admitir que necesitan ayuda.
  • Otros síntomas podrían ser la falta de higiene personal, aumento o pérdida de peso, inactividad física, sentimientos de culpa e inutilidad y pensamientos relacionados al suicidio, además de posibles intentos.

Como se puede apreciar, tanto la tristeza como la depresión incurren en sentir desánimo y agobio, pero la diferencia más radical es que la depresión no desaparece rápido o fácilmente, y es muy probable que requiera atención por parte de un especialista o de un equipo interdisciplinario.

Descubre también: Afirmaciones positivas y su impacto en tu salud

Factores de riesgo de la depresión

mujer llorando

Según datos Organización Mundial de la Salud para el año 2017 más de 300 millones de personas en el mundo vivían con depresión en todo el mundo, una cifra preocupan que debe encontrarse en un aumento importante debido a las crisis económicas y sanitarias acontecidas en los últimos años.  

Cualquier persona puede sufrir esta condición, incluso niños y adolescentes, y también es frecuente en adultos mayores, lo que significa que todos somos vulnerables. De ahí la importancia de eliminar barreras y prejuicios, educar y normalizar este tipo de condiciones, para lograr el acceso a la ayuda necesaria y tratamientos correspondientes. 

Algunos factores que pueden aumentar tu riesgo de sufrir depresión son:

  • Ser mujer, puesto que estadísticamente la depresión es más común en el sexo femenino.
  • Consumir alcohol o sustancias psicoactivas.
  • Vivir situaciones estresantes recurrentes como maltrato intrafamiliar, acoso laboral o problemas económicos.
  • Padecer enfermedades incapacitantes o dolorosas.
  • Atravesar situaciones muy fuertes como la pérdida de un ser querido, sobre todo cuando estas experiencias se viven en soledad, en silencio y sin apoyo.
  • Haber experimentado acontecimientos traumáticos en la infancia como maltrato físico y abuso sexual.
  • Tener padres que hayan sufrido de depresión.

Descubre también: 6 rituales mañaneros que mejorarán tu vida