Autismo: primeras señales para detectarlo

autismo primeras señales

El autismo es un trastorno que afecta la percepción, los comportamientos y el desarrollo cognitivo de quienes lo padecen. Suele incidir directamente en la capacidad de interacción social y comunicación.

Este trastorno no se presenta en la misma intensidad, ni del mismo modo en todos los pacientes, sin embargo algunos comportamientos que suelen ser constantes en la mayoría de ellos son:

  • Dificultad para entablar relaciones sociales
  • Desarrollo deficiente o nulo del lenguaje
  • Carencia de empatía
  • Aislamiento
  • Ejecución de movimientos repetitivos
  • Dificultad para asimilar entornos y personas nuevas.

El autismo comienza en la infancia temprana y las señales de alerta pueden aparecer en el primer año de vida.

Descubre también: Alzheimer: cinco hábitos de prevención

Señales tempranas

Entre los 6 y 8 meses, se puede observar el comienzo de algunas señales puntuales como las siguientes:

  • El niño o niña no hace contacto visual, aunque trates de llamar su atención.
  • Se le llama por su nombre y no responde. Esto se puede confundir con algún tipo de sordera, pero en realidad es la simple falta de respuesta.
  • No hay balbuceo o no empieza a decir las primeras palabras en la edad correspondiente, se presentan casos también en los que niños con un desarrollo normal del lenguaje han presentado un retroceso y han dejado de hablar.
  • Se presenta sensibilidad anormal a los sonidos altos como la música, el televisor, los gritos y el tráfico. Los menores tienden a llorar y taparse los oídos.
  • Los niños con autismo pueden permanecer solos sin ningún problema, evitan jugar con otros niños y no interactúan como los demás.
  • Muchos autistas ejecutan movimientos que repiten una y otra vez sin parar. Algunos especialistas lo encajan como liberación de estrés o ansiedad.
  • También se presenta una clara indiferencia de los niños autistas hacia sus padres o cuidadores. No muestran señales de afecto y no responden ante los abrazos y caricias.
  • Dependiendo del caso, pueden mostrarse agresivos, excesivamente pasivos o realizar acciones perturbadoras.

Descubre también: Señales para detectar el acoso escolar en niños y adolescentes

El diagnóstico

Si notas alguno de estos síntomas en un menor, debes acudir a un pediatra, que se encargará de realizar el diagnóstico y confirmar o descartar el autismo.

Ten en cuenta que este trastorno no tiene una causa única de origen, no se ha establecido un patrón genético ni patologías asociadas. Tampoco existe una cura, pero sí tratamientos que pueden mejorar significativamente la calidad de vida del paciente.

Descubre también: Ataques de pánico: episodios de miedo descontrolado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *