Tips para mantener una dieta saludable en Navidad

mantener peso en navidad

Navidad es una época que la mayoría de las personas espera con gran ansiedad durante todo el año, pues se trata de una temporada de unión, celebración y reencuentro.

Una de las cosas que hace más especial a la Navidad es sin duda la comida. En diferentes culturas se preparan infinidad de platillos, carnes, postres, bebidas y dulces, y en la mayoría de los casos se trata de alimentos altos en calorías.

Es por eso que muchas personas deciden que “en Navidad se rompe la dieta” y aprovechan para comer todo aquello de lo que se han cohibido durante el año.

Es cierto que es muy difícil evitar todos los excesos porque en esta temporada se suele pasar de un festejo a otro: cierres en trabajo, despedidas de año, graduaciones, cenas e invitaciones por doquier.

Sin embargo, sí es posible mantener una alimentación saludable en Navidad, bien sea para no engordar más de la cuenta o para conservar un estado de salud equilibrado.

Descubre también: Natilla saludable para disfrutar en Navidad

Consejos para comer saludable en Navidad

Lo primero que debes hacer es tomar conciencia sobre la necesidad de trabajar en el autocontrol. No se trata de pasar hambre, puedes comer un poco de todo, siempre y cuando controles las porciones y elijas con detenimiento las mejores opciones.

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte:

1.No vayas a las fiestas o celebraciones con el estómago vacío. Come un poco en casa antes de salir (algo sano). Esto disminuirá tu ansiedad y te impedirá comer en exceso por fuera de casa. 

2. Al ir de compras al supermercado, revisa bien el etiquetado nutricional de los alimentos que vas a comprar. Existen versiones de algunos productos típicos navideños que son bajas en calorías y en grasas.

3. Evita comprar comida procesada o pre-elaborada pues suelen contener muchos preservantes, sodio y azúcares libres. Elige siempre preparar las recetas típicas navideñas en casa, así podrás controlar los ingredientes y las cantidades.

4.Si tienes la oportunidad de intervenir o decidir sobre los alimentos que serán parte del festejo, analiza las opciones y elije un tipo de proteína, un tipo de carbohidratos, un tipo de bebida y uno de postre. Selecciona los más saludables, por ejemplo es mejor el pavo que el jamón, es mejor el bizcocho con frutos secos que uno lleno de cremas dulces.

5. Sugiere a tus compañeros de trabajo o familiares evitar los dulces en actividades como intercambio de regalos, amigo secreto, entre otros. 

Si quieres compartir chocolates o caramelos busca opciones sin azúcar, en realidad tienen menos calorías y su sabor es igual.

6. Un problema muy frecuente es que las cenas en Navidad suelen ser a altas horas de la noche. Te recomendamos comer algo suave más temprano, así evitarás excederte tan tarde.

7. Para controlar el exceso de bebidas alcohólicas muy típicas de la temporada tendrás que esforzarte y manejar la cantidad o evitarlas. El alcohol aporta muchas calorías y a esto se le suma que suele estar acompañado por snacks o comidas poco saludables.

8. Trata de comprar solo los alimentos justos para las cenas o las reuniones sociales. Si guardas alimentos en casa, tendrás la tentación de comer más de la cuenta.

9. Recuerda tomar abundante agua, esto te mantendrá en un estado de saciedad más prolongado.

Descubre también: Tres ideas para una cena saludable y balanceada

Ten en cuenta

La Navidad es mucho más que comida. Compartir, reflexionar y disfrutar es realmente lo esencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *