¿Los alimentos light sirven para adelgazar?

La denominación “light” se ha vuelto muy popular en las etiquetas nutricionales de gran parte de los alimentos que se ofrecen en las estanterías de los supermercados, pero ¿qué quiere decir realmente esta palabra?

Normalmente se cree que los productos light son automáticamente más saludables y por ende las personas suelen preferirlos, aún cuando son más costosos que su versión original.

También se suele creer que son ideales en dietas de pérdida de grasa y que se pueden comer libremente sin que influyan en un aumento de peso.

Sin embargo, lo cierto es que un alimento light no es sinónimo de “saludable” ni mucho menos de “adelgazante”.

¿Qué quiere decir la denominación light?

“Light” es una declaración nutricional que está reglamentada y que solo puede ser usada en productos que tengan como mínimo un 30 % menos de contenido en calorías, grasas o azúcares en comparación con su versión original.

Esto quiere decir, por ejemplo, que para que una mayonesa pueda llevar el rotulado “Light” debe aportar al menos un 30 % menos de calorías que una mayonesa normal, y esto se logra reduciendo la cantidad de grasas o azúcares de la misma.

Descubre también: ¿Si te saltas el desayuno, engordarás?

Entonces, ¿dónde está el problema?

El problema radica en que los fabricantes compensan la baja cantidad de determinado nutriente (por ejemplo de grasas), aumentando la cantidad de otros que pueden resultar aún más dañinos (por ejemplo el azúcar).

Entonces, un yogur “light” efectivamente puede ser bajo en grasas, pero en la mayoría de los casos son altos en azúcar y almidón, pues estos ayudan a reemplazar el sabor y la textura de la grasa.

En este caso estaremos consumiendo un producto menos calórico (porque la grasa aporta más calorías por gramo que el azúcar), pero no necesariamente más saludable.

Otro asunto que es importante aclarar es que el hecho de que un producto sea “Light” no quiere decir que esté libre de calorías y que podamos consumirlo en cantidades exageradas (como suele suceder).

Además, debes recordar que la CALIDAD de las calorías que ingieres es más importante que la CANTIDAD de las mismas. No es lo mismo comer 100 calorías en pollo que 100 calorías en donuts.

Recuerda que la calidad de los nutrientes que eliges determina el funcionamiento de tu metabolismo y un metabolismo en estado óptimo será más eficiente en la oxidación de la grasa.

Conclusión

Un producto light no es un producto más saludable ni te ayudará a adelgazar, a menos que lo consumas en el contexto de una alimentación balanceada y adecuada a tus necesidades y gasto energético.

Recuerda que para consumir alimentos bajos en grasa, en azúcar o en sodio no necesitas acudir a productos con un rotulado especial. Simplemente debes acostumbrarte a leer las etiquetas nutricionales para tomar decisiones más adecuadas a tus propósitos.

Descubre también: 6 ingredientes que deberías evitar al comprar alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *