¿Cuántos vasos de agua debes tomar realmente cada día?

Aunque normalmente se acepta la medida de 8 vasos diarios como una recomendación general para el consumo de agua, lo cierto es que no existe un cantidad fija que aplique para todas las personas.

Hay diferentes variables que debes tener en cuenta para determinar la medida de agua que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente y evitar la deshidratación. Dentro de las que se encuentran:

Peso corporal

Los requerimientos de agua varían según el tamaño (en estatura y peso) del cuerpo. Una persona que pesa 100 kilos no necesita la misma hidratación que una de 55 kilos.

NaturalSlim presenta un fórmula bastante simple para realizar el cálculo:

Peso en kilos / 7 = Vasos de 250 ml que necesitas al día.

Por ejemplo, para una persona que pese 58 kilos, esta será su fórmula:

58 / 7 = 8,28 vasos de agua

Sexo

De acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) los hombres requieren mayor hidratación que las mujeres.

Mientras que la norma general para ellas es de 2 litros por día, para ellos sería de 2,5 litros.

Nivel de actividad física

La pérdida de agua de tu cuerpo aumenta con la actividad física debido a la secreción de sudor.

Por ello es importante que ingieras abundante agua antes, durante y después de los entrenamientos intensos.

Estado de salud

Existen diferentes afecciones o enfermedades que harán que tus requerimientos de agua por día sean mayores. Dentro de ellas se encuentran:

  • Fiebre
  • Diarrea
  • Infecciones urinarias
  • Cálculos

Descubre también: Infección urinaria: ¿se puede aliviar el dolor?

Embarazo o lactancia

Durante el embarazo, las mujeres deberían beber una dosis extra de agua al día para mantenerse hidratadas. La Oficina para la Salud de la Mujer recomienda alrededor de 10 vasos de agua.

Las mujeres lactantes, por su parte, deberían beber cerca de 13 vasos de agua al día.

Descubre también: Lactancia materna: datos curiosos que debes saber

Clima

Generalmente las altas temperaturas provocan mayor sudoración y por ende más pérdida de agua.

En clima cálido, aumenta tu ingesta de agua.

Descubre también: ¿A dónde va el peso que pierdes cuando adelgazas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *