Infección urinaria: ¿se puede aliviar el dolor?

Las infecciones del tracto urinario (IVU) son muy comunes en los adultos, sobretodo en las mujeres, y en la mayoría de los casos pueden resultar bastante dolorosas e incomodas.

Aunque estas infecciones pueden presentarse en cualquier parte del aparato urinario, resultan más comunes en la vejiga y la uretra, es decir en las vías urinarias inferiores.

Su origen suele deberse a bacterias que llegan al sistema urinario desde el intestino causando una infección que puede propagarse hasta los riñones, aumentando considerablemente su gravedad.

Descubre también: Así puedes prevenir o aliviar la gastritis

Síntomas de infección urinaria

dolor vejiga

Si la infección se presenta en la vejiga (cistitis) o en la uretra (uretritis), los síntomas más comunes son:

  • Ardor al orinar
  • Necesidad frecuente de orinar
  • Presión en la pelvis
  • Presencia de sangre en la orina

Ahora, si la infección se ha diseminado a los riñones, los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre alta
  • Escalofríos y temblores
  • Sudoración nocturna
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en la parte superior de la espalda o en la entrepierna

Factores de riesgo

Como ya hemos mencionado, las mujeres tienen más riesgo de padecer infecciones urinarias y esto se debe a la proximidad de su uretra con el ano, lo que facilita el desplazamiento de las bacterias.

Las relaciones sexuales y el uso de ciertos tipos de anticonceptivos (como diafragmas) también pueden aumentar la probabilidad de infecciones urinarias.

Por otro lado, la menopausia también se convierte en un factor riesgo debido a que produce cambios en las vías urinarias que pueden volverte más vulnerable a las infecciones.

La presencia de enfermedades previas como la diabetes, la incontinencia urinaria y los cálculos renales; también puede favorecer la aparición de estas afecciones.

Descubre también: Diabetes: señales que te ayudarán a detectarla a tiempo

¿Cómo aliviar el ardor?

cistitis

Lo primero que debes hacer ante la presencia de los síntomas descritos anteriormente, es acudir a tu médico para que te ayude a determinar el tipo de infección que padeces y su gravedad.

En la mayoría de los casos, las IVU suelen tratarse con antibióticos durante aproximadamente dos semanas, aunque esto varía de acuerdo con cada caso. Esto evitará que la infección llegue a los riñones.

Sin embargo, también puede ayudarse con las siguientes recomendaciones:

  • Toma por lo menos dos litros de agua al día
  • Incluye los arándanos, especialmente los rojos, en tu alimentación. Hay varios indicios científicos que señalan que los arándanos tienen propiedades que combaten este tipo de infecciones.
  • Evita los cítricos y la cafeína. Estos irritar la vejiga y agravar la infección.
  • Pon paños tibios sobre tu vejiga para reducir la inflamación y sensación de dolor.
  • Si tienes la menopausia, unta crema de estrógenos alrededor de la vagina

Descubre también: Cálculos renales: síntomas y tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *