Increíble: hombre se inyectó su semen y acabó en el hospital

se inyecto semen

Un hospital de Irlanda registró el caso de un hombre de 33 años que se inyectó su propio semen para aliviar el dolor de espalda que le aquejaba, evidentemente sin ninguna recomendación médica.

Tras dialogar con los médicos de la institución médica, el hombre reveló que se había inyectado este fluido corporal durante 18 meses (una dosis mensual) por vía intravenosa e intramuscular, a modo de “cura innovadora” para tratar su dolor.

Los médicos notaron una protuberancia en su brazo y una herida “donde había fallado múltiples intentos de inyectar el fluido corporal causando una extravasación de semen en los tejidos blandos”, de acuerdo con el informe del hospital.

Además, una radiografía mostró que había presencia de aire atrapado debajo de la piel del paciente, por lo que fue hospitalizado de inmediato.

El hombre, quien tenía antecedentes de dolor lumbar crónico sin neurología, se dio de alta después de que los médicos le aplicaran un tratamiento antimicrobiano intravenoso, pero antes de que pudieran realizar el drenaje.

Descubre también: 5 grandes amenazas para la salud, según la OMS

Una alerta por la desinformación

La doctora Dunne del hospital en mención alertó que no existe ninguna evidencia médica ni científica que aconseje la inyección de semen en humanos para tratar dolencias. Aunque sí existen estudios en ratas y conejos que pueden llegar a confundir a las personas.

“Se destacan los peligros de la punción venosa cuando la lleva a cabo la persona no entrenada, así como los riesgos vasculares y de tejidos blandos que rodean el intento de inyección de sustancias no destinadas para uso intravenoso”, advirtió la doctora.

Además, aconseja que no se realice una experimentación de este tipo sin recibir una asesoría especializada y sin haber evidencia de una investigación clínica extensa.

Descubre también: Mejora tu vida sexual con estos 11 consejos de la Universidad de Harvard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *