Cinco alimentos recomendados durante la lactancia

La lactancia es una etapa tan importante como el embarazo para el bienestar tanto de la madre como del bebé. Por ello son muchos los cuidados que se deben tener en consideración y la alimentación es uno de los más importantes.

La OMS recomienda que el período de lactancia sea de al menos dos años y que pueda extenderse tanto como se pueda, sin embargo para que esto sea posible la madre debe encontrarse en un buen estado de salud.

Algunos alimentos que no deben consumirse en esta etapa tan sensitiva son: licores, cafeína, anís de estrella, grasas saturadas, embutidos por el alto contenido de nitratos y nitritos y azúcares procesados.

Descubre también: Lactancia materna: datos curiosos que debes saber

Y a continuación les presentamos los alimentos más recomendados:

Alimentos para la lactancia

Frutas frescas

Las futas proporcionan vitaminas y minerales a la madre, que por estar en el período de lactancia, necesita aumentar para reponer las que pierde en el acto de amamantar y otras tareas extras que implica la llegada de un bebé.

Hay frutas que por tradición se reconocen como estimulantes de la producción de leche, entre ellas los cítricos y las bananas. Otras frutas son recomendadas por su contenido calórico como el aguacate y las uvas.

Vegetales frescos

Los vegetales aportan, al igual que las frutas, vitaminas y minerales que son indispensables para el buen funcionamiento del sistema inmunológico de la madre y del bebé.

También aportan fibra y agua al organismo. Es conocido que los bebés que son alimentados exclusivamente con leche materna suelen no experimentar resfriados durante los primeros meses de vida, producto de la protección incluida en la leche de su madre.

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos omega 3 son esenciales para el óptimo desarrollo del bebé, sobre todo de su cerebro y ojos. Además mejora la circulación sanguinea de la madre.

Algunas fuentes de ácidos omega 3 son: escados como el salmón, semillas de lino o linaza, nueces y almendras y aguacate.

Cereales integrales

Los carbohidratos presentes en cereales como la avena integral, arroz integral, cebada, sorgo, trigo, entre otros, son necesarios para reponer la energía pérdida.

Además, al ser integrales son ricos en fibra, vitaminas y minerales.

Lácteos

Algunas personas consideran los lácteos indispensables en esta etapa, sin embargo no todas las madres los toleran bien. Para obtener sus nutrientes se puede optar por aquellos bajos en grasa o sin lactosa, fortificados en calcio y vitamina A.

Si no los puedes consumir puedes sustituirlos por leches de almendra, soja u otros cereales.

Descubre también: ¿Faja después del embarazo? Esto opina Sascha Fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *