Errores comunes de una dieta baja en carbohidratos

dieta baja en carbohidratos

Las dietas bajas en carbohidratos o “muy” bajas en carbohidratos se han puesto de moda últimamente, y la más famosa de ellas es sin duda la popular dieta cetogénica.

Reto Abdomen Plano
Reto Abdomen Plano

Sin embargo, y aunque este tipo de dietas han demostrado ser efectivas en el control de peso y la pérdida de grasa (para algunas personas), existen algunos errores comunes que suelen cometerse al llevarlas a cabo.

A continuación te presentamos los 5 errores más frecuentes:

1.Eliminar los carbohidratos por completo

Una dieta baja en carbohidratos no quiere decir SIN carbohidratos. Aún habrá alimentos con carbohidratos que puedes incluir de forma balanceada como son los vegetales no almidonados, las legumbres y los cereales integrales.

La cantidad de cada uno de estos alimentos que incluyas en tu alimentación dependerá de qué tan baja en carbohidratos sea tu dieta.

Lo que sí deberás limitar (o eliminar) son los carbohidratos refinados como las harinas, los refrescos, los dulces, los jugos, la cerveza e inclusive algunas frutas.

2. Temer a las grasas

Los carbohidratos y las grasas son los macronutrientes que más aportan energía para que tu cuerpo pueda llevar a cabo todas sus funciones vitales. Esto quiere decir que ante la restricción de uno de los dos, el otro debería tomar mayor protagonismo.

Llevar una dieta baja en carbohidratos y baja en grasas es desaconsejado y puede resultar muy riesgoso para tu metabolismo y salud.

3. Elegir las grasas más dañinas

No todas las grasas son iguales. Hay algunas cuyo consumo debes evitar al máximo (las grasas trans), otras cuyo consumo debe ser moderado (las grasas saturadas) y otras que pueden considerarse saludables (monoinsaturadas y poliinsaturadas).

4. Comer mucho de lo que sí puedes

Si llevas una dieta baja en carbohidratos, moderada en proteína y alta en grasas, debes saber balancear los grupos de alimentos permitidos para no excederte.

Recuerda que todo en exceso puede generar complicaciones, tanto las grasas como las proteínas, e inclusive el agua.

5. No buscar asesoría

Una dieta baja en carbohidratos o una dieta cetogénica deben contar con la asesoría de una persona que sepa del tema, que pueda evaluar tus necesidades y tus condiciones individuales.

Si decides hacerla por ti mismo, puede que no elijas las fuentes ni las cantidades más apropiadas de cada nutriente.

Además, recuerda que cada cuerpo es diferente y que las dietas funcionan igual para todas las personas.

Descubre también: ¿Te estás excediendo con las calorías líquidas? Descúbrelo aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *