Ejercicios de Kegel: ¿qué son y cómo realizarlos?

Los ejercicios de Kegel son métodos muy populares para tonificar la musculatura del suelo pélvico. Esto con el objetivo de prevenir la incontinencia urinaria, así como de tener relaciones sexuales más satisfactorias.

Básicamente estos ejercicios consisten en contracciones que se realizan a diferentes ritmos e intensidades para fortalecer los órganos pélvicos y garantizar su correcto funcionamiento.

Tanto mujeres como hombres pueden realizar este tipo de ejercicios en cualquier momento y lugar. Sin embargo son especialmente recomendados para mujeres durante el embarazo, el parto y la menopausia.

Descubre también: Infección urinaria: ¿se puede aliviar el dolor?

Paso a paso para realizar los ejercicios de Kegel

  • Asegúrate de tener la vejiga vacía. 
  • Acuéstate en el suelo boca arriba (también puedes sentarte en una posición cómoda).
  • Respira y aprieta los músculos del piso pélvico. Mantén la contracción durante 8 segundos.
  • Exhala y relaja lentamente los músculos. Cuenta hasta 10.
  • Repite 10 veces las contracciones, al menos dos veces al día.

Debes cerciorarte de contraer los músculos adecuados y no los del estómago, los muslos, los glúteos ni del pecho.

¿Cómo identificar los músculos adecuados?

La próxima vez que vayas al baño, simula retener la orina y date cuenta cómo se contraen y ponen firmes los músculos de la vejiga y el ano. 

También puedes probar imaginando que se va a escapar una flatulencia y quieres evitarlo. Los músculos que sentirás contraídos hacen parte del suelo pélvico.

Descubre también: ¿Qué tan efectivos son los métodos anticonceptivos naturales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *