Científicos crean la Dieta Planetaria: ¿en qué consiste?

Un grupo internacional de prestigiosos científicos ha creado la denominada “dieta de la salud planetaria”, un régimen alimenticio que busca garantizar la salud de los humanos y del planeta.

Esta propuesta, publicada en la revista The Lancet, fue elaborada por más de 30 científicos de 16 países del mundo, quienes se reunieron para diseñar, por primera vez en la historia, una dieta que contempla los principales desafíos ambientales que afronta el planeta.

Los investigadores se atreven a asegurar que de aplicarse esta dieta a una escala global, se podrían llegar a evitar cerca de 11 millones de muertes cada año por enfermedades y trastornos relacionados con la alimentación.

Descubre también: El 90 % de las marcas de sal están contaminadas con microplásticos

¿En qué consiste la dieta planetaria?

La propuesta, basada en una ingesta de 2.500 calorías diarias, contempla una serie de acciones que si bien no implican restricciones extremas, sí representan un cambio significativo en la rutina de alimentación que llevan la mayoría de personas.

Algunos puntos clave de la dieta planetaria son:

  • Reducir significativamente (a la mitad) el consumo de carnes rojas (ternera, cordero y cerdo). Un par de porciones a la semana sería suficiente.
  • Incluir aproximadamente 28 gramos de pescado al día.
  • Reducir, también a la mitad, la cantidad de azúcares consumidos. Esto implica no solo el azúcar de mesa, sino también las gaseosas, las bebidas energizantes, los dulces, etc…
  • Aumentar la ingesta de verduras. Estas deben ocupar la mitad del plato en las comidas principales.
  • Limitar el consumo de vegetales ricos en almidón como la patata, la yuca y calabaza.
  • La fruta también es protagonista en esta dieta. Se deben consumir cerca de 200 gramos de fruta al día.
  • Aumentar más de dos veces la cantidad de nueces y legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos, etc…) ingeridas.
  • Los carbohidratos que se consuman deben provenir principalmente de granos enteros e integrales.
  • Reducir las grasas saturadas y preferir las grasas insaturadas.
  • Los productos lácteos deben limitarse a 250 gramos al día, lo que equivale a un vaso de leche.

Descubre también: ¿Por qué debes evitar el consumo de carnes procesadas?

Otras consideraciones

Esta dieta también contempla aspectos como dirigir la producción mundial de alimentos hacia cultivos variados y orgánicos, intensificar la agricultura sostenible y establecer medidas estrictas para reducir la contaminación de la tierra y los océanos.

Además se incluye la meta de reducir en un 50 % el desperdicio de alimentos para diminuir los desechos.

Descubre también: Tips para reducir el plástico en la cocina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *