Cremas naturales para atenuar cicatrices

Cremas naturales para atenuar cicatrices

Última actualización: 7 julio, 2020

Eliminar las cicatrices no es una tarea fácil debido a que cuando la piel se ha restaurado de alguna herida, su nueva apariencia puede ser definitiva. Sin embargo existen algunos remedios caseros que sí pueden ayudarte a disminuir y disimular aquellas marcas que más te incomodan.

Y es que algunas cicatrices pueden ser tan notorias que generan complejos, inseguridad e incluso vergüenza.

Si ese es tu caso, te aconsejamos que antes de acudir a alternativas costosas como el láser o las cirugías, pruebes con algunas cremas caseras y naturales que pueden serte de gran ayuda.

Descubre también: Blanquea tus dientes con estos 3 remedios caseros

Aceite de coco con maicena natural

El aceite de coco es un hidratante natural, rico en vitamina A y vitamina E, que posee cualidades de regeneración de la piel. La maicena por su parte suaviza y ayuda a obtener una coloración uniforme de la piel, pues cuando hay cicatrices los tonos pueden cambiar en espacios reducidos del mismo tejido.

Para prepararla solamente debes tomar dos cucharadas de maicena natural (sin color y sin sabor) y mezclar con aceite de coco hasta formar una pasta cremosa. La puedes utilizar una vez al día sobre la piel previamente lavada, la mantienes hasta que la mezcla seque sobre la piel y lavas. Si sobra puedes almacenarla en un envase de vidrio a temperatura ambiente y usarla al día siguiente.

Descubre también: ¿El aceite de coco es bueno para tu salud? Esto dice la ciencia

Miel pura de abeja natural

Aunque no se trata de una crema como tal, la miel de abeja se puede utilizar con los mismos fines. La ciencia expone a la miel de abeja como el mejor antibiótico natural, capaz de cicatrizar hasta heridas difíciles en diabéticos.

En las cicatrices, el efecto de la miel es el de regenerar la piel y devolver el tono y la textura a la normal. Si se utiliza tan pronto sufrimos la herida, mejores serán los resultados obtenidos.

Aloe vera

El aloe vera es reconocido mundialmente como una de las mejores plantas para tratar problemas de piel. Por ser un gel, este es absorbido por el tejido y las cicatrices disminuyen.

La forma de aplicarlo es muy sencilla, lo ideal es que consigas la hoja en estado natural, la lavas y con la ayuda de un cuchillo la abres por el centro, podrás ver el gel y aplicarlo en el área que deseas. Lo puedes utilizar por un período de 2 a 5 minutos.

Descubre también: Una sencilla mascarilla con aloe vera para controlar el acné