Celiaquía: cuando tu cuerpo rechaza el gluten

La celiaquía o enfermedad celíaca consiste en una reacción inmunitaria a la proteína de gluten que se encuentra presente en el trigo, la cebada y el centeno.

Para quienes padecen esta enfermedad, el gluten se convierte en un alimento peligroso que puede desencadenar una reacción que acabe dañando el revestimiento del intestino delgado y generando una absorción insuficiente de los nutrientes.

Se estima que alrededor del 1 % de la población mundial es celíaca, sin embargo diferentes especialistas consideran que este porcentaje sería mucho mayor si todas las personas se diagnosticaran.

Esta enfermedad se puede presentar en cualquier etapa de la vida y no existe un tratamiento para su curación.

Síntomas de celiaquía

Los síntomas más comunes de la enfermedad celíaca son:

  • Diarrea
  • Disminución del apetito
  • Pérdida de peso
  • Hinchazón abdominal
  • Estreñimiento
  • Náuseas y vómitos

Sin embargo también se presentan síntomas poco relacionados con el aparato digestivo, como:

  • Anemia
  • Picazón en la piel
  • Úlceras bucales
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga 
  • Dolor articular
  • Calambres 

Posibles complicaciones

Una celiaquía no identificada ni tratada a tiempo (con una dieta libre de gluten) puede hacer que quien la padece sea más propenso a sufrir alguna de las siguientes condiciones:

  • Desnutrición (por la incapacidad del intestino para absorber los nutrientes).
  • Pérdida de la densidad ósea (por la mala absorción de calcio).
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Cáncer de intestino delgado (por la constante irritación a la que se ve sometido este órgano).
  • Enfermedades neurológicas.
  • Pubertad tardía (en el caso de los niños).

¿Cómo llevar una dieta sin gluten?

Una dieta sin gluten es el único tratamiento efectivo que existe para mejorar los síntomas de la enfermedad celíaca y reparar los daños causados al intestino.

Para llevar a cabo una dieta sin gluten, simplemente debes evitar los alimentos que contengan esta proteína, tales como el trigo, la cebada y el centeno (y todas las preparaciones que los incluyen).

Dentro de los alimentos más comunes que contienen gluten se encuentran:

  • Pasta
  • Pan
  • Galletas
  • Tortillas de harina
  • Cerveza
  • Cereales
  • Salsas
  • Aliños
  • Biscochuelos

Para las personas que padecen celiaquía, es recomendable que siempre revise en detalle la etiqueta nutricional de los alimentos ya que hay muchos productos que tienen gluten aunque a simple vista no lo parezca.

#OjoAlDato

La avena, aunque no contiene gluten, en muchos casos es procesada en las mismas maquinas donde se procesan productos con trigo. Esto hace que pueda estar impregnada con gluten.

Por ello es importante asegurarse que al comprar avena, la etiqueta enuncie “libre de gluten”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *