¿El gluten es malo para todas las personas?

gluten es malo

Los alimentos etiquetados como “libres de gluten” han adquirido un gran auge en la actualidad y la mayoría de las personas los asocian con una dieta más saludable, pero ¿realmente el gluten es tan malo como lo hacen ver?

El gluten es un conjunto de proteínas presentes en el trigo, la cebada y el centeno, y por consiguiente en cualquier alimento que haya sido elaborado con estos cereales.

Es el responsable de la elasticidad de las masas que se elaboran a partir de estos granos, así como de su volumen y esponjosidad.

Está comprobado que algunas personas, conocidas como celiacas, son intolerantes a este conjunto de proteínas, pues al ingerirlas desencadenan en su organismo una serie de síntomas que pueden resultar peligrosos.

Quienes padecen celiaquía, deben limitar o eliminar de su dieta todos aquellos alimentos que contengan gluten: pan, pizza, pasta, galletas, cerveza, etc.

Sin embargo, se estima que los celiacos representan apenas el 1 % de la población mundial.

Descubre también: Celiaquía: cuando tu cuerpo rechaza el gluten

¿Qué pasa con los NO celiacos?

Lo que empezó como una restricción para cierto grupo de personas que padecían celiaquía, se transformó en una inesperada tendencia alimenticia: la moda de comer “gluten free”.

Sobre este asunto hay opiniones encontradas y un gran debate. A continuación te presentamos los principales puntos a favor y en contra de llevar una dieta sin gluten.

En defensa de la dieta sin gluten

Quienes defienden la dieta sin gluten aseguran que este conjunto de proteínas es de bajo valor nutricional y biológico, y por ende su exclusión de la alimentación no representa ningún problema.

Además, diferentes especialistas argumentan que una gran cantidad de personas pueden ser intolerantes al gluten sin ni siquiera saberlo. Esto debido al difícil diagnóstico de la enfermedad celiaca.

El médico David Perlmutter, autor del best seller Cerebro de pan, asegura también que el gluten tiene un papel importante en la inflamación cerebral y podría ser un factor de riesgo para enfermedades como el alzheimer.

En contra de la dieta sin gluten

Está comprobado que los cereales, especialmente los integrales, tienen un efecto protector sobre el corazón que ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Además, un reciente estudio de la Universidad de Harvard en Boston alertó que las dietas libres de gluten, en personas no celiacas, parecen aumentar también el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Esto puede deberse a que quienes deciden eliminar los alimentos con gluten, limitan también la cantidad de fibra y demás nutrientes presentes en estos cereales, los cuales son recomendados para la prevención de la diabetes debido a su capacidad para retrasar la absorción de la glucosa.

Por último, suele suceder que los los alimentos gluten free son más altos en calorías y esto se debe a que, para sustituir estas proteínas, se agrega una alta cantidad de azúcares y grasas que puedan aportar una textura similar.

Conclusiones

Por cada estudio científico que alerta sobre los riesgos de comer gluten, hay también un estudio científico que advierte sobre los efectos adversos de dejar de comerlo.

Aún no hay una verdad absoluta y públicamente aceptada sobre este asunto, pero tampoco hay evidencias que concluyan que el gluten es malo para las personas no celiacas.

Lo que sí es cierto es que si decides comer libre de gluten (como muchas personas) para reducir de peso, seguramente no vas a obtener los resultados deseados. Recuerda que los componentes usados para sustituir esta proteína pueden aportar más calorías que el gluten mismo.

Descubre también: ¿Por qué debes evitar el consumo de pan blanco?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *