Artritis: ¿cómo aliviar la rigidez y el dolor?

artritis

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones que ocasiona rigidez y dolor, y puede afectar a personas de cualquier edad.

De acuerdo con Arthritis Foundation existen más de 100 tipos diferentes de artritis, sin embargo los más frecuentes son la artrosis y la artritis reumatoide.

La artrosis ocasiona que el cartílago se rompa y que por ende los huesos se desgasten entre sí, mientras que la artritis reumatoide afecta directamente el revestimiento de las articulaciones y se produce debido a la destrucción de tejidos por anticuerpos propios.

Descubre también: Gota: todo sobre este tipo de artritis dolorosa

Síntomas

dolor articulacion

Aunque los síntomas pueden variar de acuerdo al tipo de artritis que padezcas, algunos síntomas comunes son:

  • Dolor y rigidez articular
  • Inflamación de la articulación
  • Enrojecimiento y sensación de calor alrededor de la articulación
  • Disminución del movimiento

Factores de riesgo

Genética: se ha demostrado que tener antecedentes familiares con artritis aumenta en casi un 70% la probabilidad de padecer esta enfermedad.

Edad y sexo: muchos tipos de artritis suelen presentarse con mayor frecuencia en la tercera o cuarta edad. Las mujeres son más propensas a desarrollar esta enfermedad.

Obesidad: el exceso de peso corporal fuerza las articulaciones, sobre todo la de las rodillas y cadera.

Lesión articular: quienes se han lesionado una articulación, tienen mayor riesgo de desarrollar artritis.

¿Se puede aliviar el dolor?

masaje articulacion

Aunque en la mayoría de los casos la artritis no tiene una cura definitiva, sí existen algunos tratamientos y medicamentos destinados a aliviar los síntomas, mejorar el funcionamiento de las articulaciones y prevenir las complicaciones asociadas con esta enfermedad.

Sin embargo debes acudir a tu médico para recibir el diagnóstico indicado y los tratamientos más oportunos para tu respectivo caso.

Además, puedes incluir dentro de tu estilo de vida algunas actividades que pueden contribuir a aliviar el dolor y la rigidez:

  • Ejercicio diario (de bajo impacto) para mantener la flexibilidad de las articulaciones (caminar, por ejemplo).
  • Alternar compresas de calor y frío en las articulaciones.
  • Bajar y mantener un peso corporal saludable.
  • Aplicar masajes suaves para mantener el calor de las articulaciones.
  • Practicar ejercicios de yoga puede ayudar a mejorar la amplitud del movimiento.
  • Mantener una dieta saludable, rica en vitaminas y ácidos grasos omega-3 (ayudan a reducir la inflamación.

Descubre también: Síndrome de las piernas inquietas: todo lo que debes saber