Venas varices: prevención y tratamiento

varices

Una de las más frecuentes preocupaciones de las mujeres, en lo que tiene que ver con su salud y estética, es la aparición de las temidas varices, venas dilatadas e inflamadas que suelen presentase en las piernas y pies.

Aunque en muchos casos las venas varicosas solo representan un factor estético, a algunas personas sí puede causarles malestar y dolor, e incluso puede ser señal de problemas circulatorios.

Su aparición suele ser provocada por un alteración de las válvulas venosas que conduce a la acumulación anormal de la sangre. Esto propicia que los conductos sanguíneos se estiren y dilaten.

Descubre también: Celulitis: ¿se puede prevenir o eliminar?

Factores de riesgo

mujer adulta dolor pierna

Edad: el riesgo de aparición de las varices aumenta a medida que la mujer envejece.

Sexo: las mujeres están más predispuestas que los hombres a desarrollar venas varicosas.

Embarazo: durante el embarazo se presentan cambios circulatorios que ayudan al crecimiento del feto, pero pueden favorecer la aparición de varices.

Genética: las mujeres con varices pueden heredar esta condición a sus hijas (o hijos en menor grado).

Obesidad: tener un peso mayor al recomendado puede generar una presión adicional (y poco saludable) sobre las venas de las piernas.

Estar de pie o permanecer sentad@ por largo tiempo: esto impide la circulación correcta de la sangre.

Descubre también: Síndrome de las piernas inquietas: todo lo que debes saber

Síntomas de venas varices

Los síntomas de varices pueden ser netamente estéticos o también pueden generar algún tipo de dolor. Dentro de los más comunes se encuentran:

  • Aparición de venas de color azul o púrpura
  • Sensación de pesadez en las piernas
  • Hinchazón de tobillos y pies
  • Calambres en muslos y pantorrillas
  • Hormigueos o picores en las piernas

En un estado mayor de gravedad, esta enfermedad puede provocar:

  • Úlceras dolorosas cerca a la vena
  • Coágulos sanguíneos
  • Sangrado

¿Cómo tratar o prevenir las varices?

cambio zapatos

Aunque no se han establecido mecanismos 100% efectivos para prevenir esta condición, sí existen algunos factores de riesgo que puedes controlar mediante hábitos saludables en tu rutina diaria:

Hacer ejercicio, tener una dieta balanceada, controlar tu peso, evitar permanecer en una misma posición por periodos prolongados y omitir el uso de calcetines o pantalones demasiado ajustados; son algunas de las acciones que pueden contribuir a la prevención de las varices.

Si ya tienes venas varices, puedes probar las siguientes técnicas:

  • Eleva tus piernas por dos minutos mientras estás acostad@.
  • Haz masajes muy suaves desde el tobillo hasta la pelvis.
  • Mientras estés sentado, mueve ligeramente las piernas.
  • Alcance un peso saludable
  • Evita el uso de tacones altos

Descubre también: Vivir con acromegalia, la enfermedad del crecimiento descontrolado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *