Sarampión: todo lo que debes saber sobre su prevención

Ante el brote de sarampión que está afectando a diferentes países de América Latina, es necesario tomar medidas para prevenir la enfermedad o identificar a tiempo sus posibles síntomas.

Según la Organización Mundial de la Salud -OMS-, el sarampión es una de las principales causas de muerte en niños pequeños, sin embargo también hacen parte de la población en riesgo las mujeres embarazadas y en general cualquier persona que no esté inmunizada.

¿Cómo prevenir esta enfermedad?

La medida más efectiva y segura para prevenir el sarampión es la aplicación de una vacuna que se viene usando hace más de 50 años y ha demostrado resultados positivos en la inmunización contra esta enfermedad.

“Se estima que entre 2000 y 2016, la vacuna contra el sarampión evitó unos 20,4 millones de muertes, lo que la convierte en una de las mejores inversiones en salud pública” informó la OMS en su página oficial

¿Cómo identificar los síntomas?

En la fase inicial de esta enfermedad el paciente suele presentar fiebre alta por un periodo aproximado de 6 días. También son comunes la tos, la congestión nasal, los ojos llorosos y las manchas blancas en la cara interna de las mejillas.

Después de algunos días empieza a surgir una erupción en la piel del rostro y cuello que se extenderá a otras zonas en aproximadamente tres días. Esta erupción o exantema dura unos cinco días y se desvanece.

Las complicaciones del sarampión son más comunes en menores de cinco años y adultos mayores de 30 años, y pueden comprender síntomas como ceguera, encefalitis, diarrea grave, infecciones de oído y neumonía.

En el caso de mujeres embarazadas, la infección puede ser causante de aborto o parto prematuro.

Descubre también: Lactancia materna: datos curiosos que debes saber

¿Cómo tratar esta enfermedad?

A pesar de que no existe un tratamiento antiviral contra el sarampión, las complicaciones graves pueden evitarse con buena nutrición, ingesta suficiente de líquidos y soluciones de rehidratación oral.

También se deben ingerir antibióticos para tratar la neumonía y las infecciones de ojos y oídos.

Los niños diagnosticados con sarampión deben tomar dos dosis de suplementos de vitamina A para prevenir lesiones oculares y ceguera, “además, se ha demostrado que los suplementos de vitamina A reducen la mortalidad por sarampión en un 50%” según cifras de la OMS.

Descubre también: ¡Cuidado! Estas son las causas y consecuencias de la obesidad infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *