Dieta FODMAP para el síndrome de intestino irritable

Dieta FODMAP para el síndrome de intestino irritable

La dieta baja en FODMAP es un enfoque de tratamiento nutricional que se utiliza comúnmente para apoyar a las personas con síndrome de intestino irritable (SII) en el control de síntomas como dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, gases e hinchazón.

FODMAP se traduce, por sus siglas en inglés, en Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides And Polyols, y se trata de un grupo de carbohidratos de cadena corta que no se absorben adecuadamente y que al ser fermentados por las bacterias intestinales pueden desencadenar o agravar los síntomas del SII.

Este enfoque de alimentación bajo en FODMAP fue desarrollado inicialmente por investigadores de la Universidad de Monash, quienes aseguran que su implementación mejora considerablemente los síntomas del SII en 3 de cada 4 personas (1). Los beneficios de esta dieta han sido respaldados por diferentes estudios científicos. (2)

Sin embargo, es importante recalcar que este enfoque dietético está destinado únicamente a personas que ya han sido diagnosticadas medicamente con síndrome de intestino irritable y que su implementación debe ser guiada por un profesional calificado.

¿Cómo se implementa la dieta baja en FODMAP?

mujer dolor abdomen

La dieta baja en FODMAP consta de tres fases:

Primer fase: Restricción

En esta fase se retiran completamente los alimentos con alto contenido de FODMAP durante 2-6 semanas, dependiendo del tiempo que tarde la persona en experimentar un alivio adecuado de los síntomas.

Si pasadas las 6 semanas no se evidencia una mejoría en los síntomas, tal vez sea conveniente probar con otras terapias en lugar de seguir adelante con esta dieta.

Segunda fase: Desafíos de reintroducción

En esta fase se reintroducen algunos alimentos con alto contenido en FODMAP, pero no todos a la vez. Se trata de consumir un alimento rico en FODMAP al día durante tres días, al tiempo que se monitorean estrictamente los síntomas.

La idea de esta fase es poder evaluar cuál FODMAP se tolera y cuál definitivamente se debe evitar.

Tercera fase: Personalización

A partir del monitoreo realizado en la fase 2, se debe personalizar la dieta baja en FODMAP para que sea menos restrictiva y más sostenible. Se reintroducen aquellos alimentos que no desencadenaron síntomas y se restringen aquellos que sí los generaron.

En esta fase 3 también se ajustan cantidades de acuerdo a la tolerancia personal evaluada en la fase anterior.

Descubre también: Síntomas de sensibilidad al gluten que no debes ignorar

¿Cuáles son los alimentos altos en FODMAP?

alimentos altos en fodmap

A continuación encontrarás una tabla con la información de algunos alimentos comunes ricos en FODMAP:

alimentos fodmap

Para tener en cuenta

  • El síndrome de intestino irritable comparte algunos síntomas con otras afecciones comunes, así que es importante que antes de iniciar una dieta baja en FODMAP se realice un diagnóstico adecuado.
  • La dieta baja en FODMAP es un enfoque terapéutico que al ser bastante restrictivo debe ser guiado por un profesional. De esta forma se mitigan o evitan posibles efectos secundarios molestos, así como deficiencias nutricionales.
  • La dieta baja en FODMAP no debe extenderse por demasiado tiempo.
  • La dieta baja en FODMAP no es la única estrategia nutricional para mejorar los síntomas del SII y tampoco funciona de la misma manera para todas las personas. Evalúa siempre tu bioindividualidad.

Descubre también: Señales de deficiencias nutricionales que no debes ignorar