Señales que te indican que debes cambiar de colchón

Una buena calidad de sueño es fundamental para reponer la energía que se pierde durante el transcurso del día y para tener, en general, una vida saludable.

Hay muchos factores que influyen en tener un buen descanso, y entre ellos se encuentra el dormir en un colchón adecuado, que no haya traspasado su vida útil.

Generalmente se recomienda cambiar de colchón cada 8 años, sin embargo puede que debas reemplazarlo mucho antes, dependiendo de los cuidados y la calidad del material.

Descubre también: Aprende a detectar los trastornos del sueño más comunes

¿Cuándo cambiar el colchón?

Lo más importante es que aprendas a escuchar y entender las señales de tu cuerpo. Algunas alertas que pueden indicarte que es momento de estrenar colchón son:

  • Dolor de espalda: levantarte con el cuerpo adolorido (especialmente en la zona lumbar) es una clara señal de que algo no va bien y el culpable puede ser tu colchón. Sin embargo, debes aprender a identificar las causas porque el dolor de espalda también puede ser ocasionado por estrés y otras afecciones.
  • Alergias: si empiezas a notar que aparecen ronchas, picazón o enrojecimiento en tu piel, puede ser que tu colchón esté plagado con ácaros o alérgenos.
  • Sueño no reparador: si has notado que al despertarte, a pesar de haber dormido lo suficiente, aún te sientes cansad@ y débil, puede que tu colchón no se esté amoldando correctamente a tu cuerpo y esto impida el descanso pleno.
  • Duermes mejor fuera de casa: si al dormir fuera de casa percibes que descansas con mayor plenitud, vale la pena que consideres comprar un colchón que se adapte mejor a tus necesidades.
  • Deformaciones visibles: observa tu colchón con detenimiento y si percibes deformaciones notables (bultos o zonas hundidas), es momento de cambiarlo. Esas deformaciones pueden generar molestias y dolor en tu cuerpo.
  • Manchas que no se quitan: cuando tu colchón tenga manchas que, pese a los esfuerzos de limpieza, permanezcan intactas, puede que por higiene sea el momento indicado para reemplazarlo.

Descubre también: Tips para reducir el plástico en la cocina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *