Los secretos de las 5 poblaciones más longevas del mundo

Los secretos de las 5 poblaciones más longevas del mundo

Última actualización: 3 agosto, 2020

Un grupo de científicos y demógrafos asociados con la National Geographic se dieron a la tarea de buscar las poblaciones con mayor esperanza de vida en todo el mundo o con la mayor cantidad de personas que se acercan o superan los 100 años de edad (centenarios).

Fue así como, tras años de investigación, encontraron 5 poblaciones que denominaron “zonas azules”, las cuales tenían una alta incidencia de casos de longevidad:

  1. Región de Barbagia de Cerdeña
  2. Ikaria, Grecia
  3. Península de Nicoya, Costa Rica
  4. Loma Linda, California
  5. Okinawa, Japón

Tras encontrar estos lugares, se conformó un equipo de expertos que se dedicaron a encontrar denominadores comunes en todas estas zonas para explicar qué hacen o qué tienen de diferente en comparación con otras poblaciones del mundo.

Estas son las conclusiones de los investigadores, publicadas en el portal web www.bluezones.com

1. Son naturalmente activos

longevidad actividad física

La mayoría de personas en las zonas azules no van al gimnasio ni corren maratones, pero tienen una vida naturalmente activa, cultivan sus alimentos, cuidan el jardín, realizan tareas domésticas y caminan todos los días.

Los ancianos en las zonas azules trabajan como asesores del gobierno, como voluntarios en diferentes organizaciones o tienen un rol activo en el cuidado de los más pequeños de la familia.

2. Tienen un propósito de vida

zonas azules propósito de vida

Ante la pregunta “¿Para qué te levantas cada mañana?”, la mayoría de personas en las zonas azules tienen una respuesta clara y definida.

Los habitantes de Okinawa inclusive tienen una palabra para este propósito de vida (Ikigai) y esto parece cargarlos de motivación y esperanza para vivir día a día y para afrontar las adversidades.

3. Tienen rutinas para gestionar el estrés

zonas azules estrés

Las personas de las zonas azules también se someten a situaciones estresantes en su día a día, sin embargo también dedican parte de su día para realizar actividades que los devuelven a la calma.

Muchos de ellos drenan el estrés a través de la oración, la meditación, la veneración a sus ancestros o las siestas.

Descubre también: Los estragos del estrés sobre tu cuerpo

4. Las plantas son las protagonistas de su alimentación

zonas azules dieta

Los habitantes de las zonas azules llevan dietas ricas en vegetales, frutas y legumbres, y en general consumen alimentos que provienen de la naturaleza, muchos de los cuales son cultivados por ellos mismos.

La carne se consume con moderación y en algunas de estas zonas solo 5 veces al mes.

5. Cuidan la relación cuerpo-comida

zonas azules comida

La mayoría de los habitantes de las zonas azules hacen una gran comida al principio del día (con balance de macronutrientes) y consumen muy poca comida al finalizar el día (antes del anochecer), lo que parece alinearse con su cronobiología.

Además, en algunas zonas como Okinawa aplican el principio de “comer hasta que sus estómagos estén un 80 %  llenos”. Para recordarlo, tienen el proverbio “hara hachi bu”.

6. Consumen alcohol de forma moderada

zonas azules vino

Cuatro de las cinco zonas azules se caracterizan porque sus habitantes consumen alcohol (principalmente vino) casi todos los días pero con moderación (1 copa al día) y NO acumulan sus dosis para el fin de semana por lo que nunca beben hasta la embriaguez.

Otra característica importante es que siempre beben su copa de vino en compañía de amigos o familiares.

7. Cultivan su espiritualidad

zonas azules espiritualidad

Durante la investigación de las zonas azules se entrevistaron a 263 personas de 100 o más años, y 258 de ellos tenían en común que pertenecían a una comunidad basada en la fe y que practicaban activamente su fe en el día a día.

Los habitantes de las zonas azules asumen la espiritualidad como una dimensión importantes de su vida.

8. Ponen a la familia primero

zonas azules familia

En las zonas azules nada es tan importante como la familia y los seres queridos. En la vida de pareja suelen comprometerse con una persona de por vida y dedicar bastante tiempo y amor a los hijos.

Los ancianos, por su parte, permanecen en el hogar y tienen un rol activo en la familia, bien sea en las tareas del hogar o en el cuidado de los nietos.

9. Tienen redes de apoyo fuertes

zonas azules amigos

La vida social también es una prioridad para los habitantes de las zonas azules, quienes cultivan relaciones sanas y fuertes que a menudo perduran toda la vida.

De hecho, en Okinawa crearon lo que se conoce como “moais”, grupos de cinco amigos que desde los 5 años se comprometen entre sí de por vida.

Descubre también: Las 5 dimensiones de la salud holística