Resaca: ¿por qué aparece y cómo prevenirla?

resaca

La famosa resaca, también conocida en algunos países como “guayabo”, comprende una serie de síntomas que aparecen tras una ingesta elevada de alcohol.

Aunque las sensaciones ocasionadas por la resaca pueden ser bastante desagradables y molestas, lo cierto es que suelen desaparecer solas dentro de las 24 horas siguientes al consumo de licor.

Normalmente el malestar aparece a la mañana siguiente y, según el nivel y tipo de alcohol ingerido, los síntomas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Boca seca
  • Debilidad y mareos
  • Náuseas y vómitos
  • Sensibilidad a la luz y al sonido
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Taquicardia
  • Pérdida de apetito

Es importante que no confundas los síntomas de una resaca normal con los de una intoxicación por alcohol. Mantente alerta a las señales de tu cuerpo y acude a un médico si presentas:

  • Convulsiones
  • Hipotermia
  • Pérdida de conocimiento
  • Piel pálida
  • Respiración irregular (con pausas)

Descubre también: Científicos descartan que haya un “nivel saludable” de consumo de alcohol

¿Por qué aparecen las resacas?

Existen diferentes factores que pueden desencadenar los síntomas de la resaca, los cuales varían de acuerdo con la tolerancia que la persona tenga al consumo de alcohol.

En general el exceso de alcohol se traduce en una agresión al organismo pues desencadena procesos de inflamación que obligan al sistema inmunitario a responder para protegerse. Es así como se producen algunos síntomas típicos de la resaca.

Grandes cantidades de alcohol también tienden a irritar el revestimiento estomacal, disminuir los niveles de glucosa en la sangre y aumentar la producción de orina.

Todo esto se ve reflejado en los síntomas descritos en el punto anterior.

Medidas de prevención

Aunque suene obvio, lo cierto es que la mejor forma de prevenir la resaca es cuidando las cantidades de alcohol que bebes. 

Sin embargo, si tienes pensado excederte, debes considerar estas medidas que pueden ayudar a mitigar los síntomas del día después:

  • Come algo antes de ingerir alcohol. El licor se absorbe mejor con el estomago vacío.
  • Elige las bebidas alcohólicas con menor concentración de congéneres (sustancias que contribuyen a la resaca) como el vodka y la ginebra.
  • Toma abundante agua para acompañar el licor. Esto ayudará a evitar la deshidratación.
  • Evita el tabaco mientras bebes. La combinación de estas dos sustancias puede aumentar las probabilidades de tener resaca.

Descubre también: ¿Cuántos vasos de agua debes tomar realmente cada día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *