¿Por qué el hambre te pone de mal humor?

“Barriga llena, corazón contento” es un refrán muy popular en diversos países y parece respaldar la aparente relación que existe entre la sensación de hambre y el mal humor.

Lo cierto es que cuando experimentas hambre, suceden una serie de eventos en tu organismo que alteran el funcionamiento normal del mismo, lo que puede propiciar una serie de modificaciones en tu estado de ánimo.

Así que sí, en estos casos el mal humor podría estar relacionado con una causa biológica y no con poca tolerancia o “capricho” como muchos suelen pensar.

Sin embargo, existen personas más sensibles que otras y hay quienes pueden manejar mejor el estrés y controlar sus sensaciones corporales.

Descubre también: 7 buenas razones para comer despacio

La explicación biológica

Las razones que conducen a la alteración del estado de ánimo, cuando hay hambre, se relacionan con el metabolismo individual de cada persona. Cabe recordar que la sensación de hambre es el mecanismo que utiliza el cuerpo para indicar que necesita “combustible” para desempeñar sus diferentes funciones.

Para llevar a cabo procesos biológicos básicos como pensar, respirar, digerir y bombear sangre, el cuerpo necesita energía y aún más cuando las actividades se multiplican e intensifican como cuando caminas, corres o levantas objetos pesados.

La glucosa es una de las principales fuentes de energía para el organismo, la cual se obtiene a partir de la descomposición de los alimentos que ingieres. Por ello, al disminuir el nivel de glucosa, se puede perder la concentración, se afecta la paciencia y la tolerancia, e incluso algunos movimientos pueden verse comprometidos.

El proceso, desde este punto de vista, es simple: a falta de combustible tu cuerpo empieza a funcionar de forma más lenta y esto puede redundar en diferentes reacciones físicas y emocionales.

Una razón más

La otra razón que puede estar relacionada con el mal humor ante la sensación de hambre, es que el cerebro ordena la liberación de la llamada hormona del estrés para contrarrestar la falta de glucosa.

Por eso, para evitar el mal humor debes consumir los nutrientes que tu cuerpo necesita. Trata de comer en horarios similares todos los días.

Descubre también: Los increíbles beneficios de tomar agua en ayunas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *