Alzheimer: cinco hábitos de prevención

prevención Alzheimer

Sufrir enfermedades de deterioro cognitivo o desarrollar algún tipo de demencia como el alzheimer, es uno de los mayores temores de jóvenes y adultos en la actualidad.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo sufren demencia y cada año se registran 10 millones de casos nuevos.

Aunque el panorama no es alentador, existen evidencias científicas que apuntan al hecho de que llevar una vida saludable puede contribuir a la prevención del alzheimer (la forma más común de demencia).

A continuación, te presentamos 5 hábitos que puedes poner en práctica para tener un cerebro más sano y lúcido con el pasar de los años.

Descubre también: Alzheimer: cinco señales para detectarlo a tiempo

Hábitos de prevención

Mantén la mente activa

Desarrolla y mantén activas tus habilidades cognitivas, sobre todo aquellas relacionadas con la memoria.

De hecho, investigaciones han demostrado que las personas con más alto nivel educativo o que trabajen en ocupaciones con mayores exigencias cognitivas, tienen menores probabilidades de desarrollar demencia.

Realiza ejercicio aeróbico

Los científicos también han descubierto que la actividad física, y principalmente el ejercicio aeróbico, influye directamente en la química del cerebro y puede resultar efectivo para frenar el deterioro de la función cognitiva.

Dentro de este tipo de ejercicio se destaca: caminar, correr, montar bicicleta, nadar y bailar, entre otros.

Duerme bien

Investigadores de la prestigiosa Clínica Mayo revelaron que muchos años de “mal” sueño pueden aumentar el riesgo de desarrollar demencia.

“Si el cuerpo no duerme las horas necesarias, con el tiempo, la proteína beta-amiloide puede no despejarse bien del cerebro. Es igualmente posible que eso incremente la acumulación de esta proteína anormal, lo que a su vez aumenta el riesgo para la enfermedad de Alzheimer”, indicó el doctor Ronald Petersen.

Descubre también: Insomnio: seis consejos para combatirlo y dormir mejor

Controla tu presión arterial

Diversos estudios han demostrado que la hipertensión (o presión arterial elevada) tiene una relación directa con el deterioro cognitivo, sobre todo en la vejez.

En general también se recomienda mantener bajo control todos los factores relacionados con el riesgo cardiovascular como son: el colesterol, los triglicéridos y la diabetes. Estos también pueden convertirse en desencadenantes de la enfermedad de alzheimer.

Descubre también: Hipertensión: consejos prácticos para prevenirla y controlarla

Lleva una dieta sana

La dieta mediterránea, por ejemplo, se ha relacionado con un menor riesgo de desarrollar alzheimer.

Este tipo de alimentación incluye una gran variedad de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y pescado. Además de grasas saludables como el aceite de oliva.

Descubre también: Olvidos en la juventud: ¿señal de futura demencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *