Lo que no sabías sobre los cereales de caja o comerciales

cereales son saludables

Los cereales comerciales (esos que vienen en cajas de cartón con diseños coloridos y atractivos) se han convertido en la principal opción de desayuno para muchas personas alrededor del mundo.

Su gran popularidad se debe en parte a la simplicidad que representa su consumo (solo debes servirlos en un poco de leche y listo), sin embargo también han adquirido gran auge debido a que son vendidos como alimentos saludables, enriquecidos con vitaminas y minerales.

Aunque en un principio estos cereales eran simplemente hojuelas de maíz horneadas, después se empezaron a hacer modificaciones de ingredientes, mezclas, incorporación de colores, sabores y azúcar. Hoy hay una gran cantidad de alternativas para elegir.

Pero ¿qué tan buena opción y qué tan saludables son? Lo cierto es que la realidad dista mucho de esa creencia popular de que son nutritivos y completos.

Descubre también: ¿La banana engorda? Aquí te lo contamos

Bomba de azúcar refinado

Cuando lees la tabla nutricional de muchos de estos cereales, encuentras que el contenido de azúcar por taza o cada 100 gramos casi es el total de la dosis diaria recomendada. Al final lo que obtienes con su consumo es una bomba de calorías y aún más si decides acompañarlos con leche.

El alto consumo de cereales azucarados se asocia con desórdenes de conducta en los niños, así como con padecimientos como la diabetes y la obesidad.

Muchos carbohidratos

Estos cereales son ricos en almidón y por ende pueden disparar fácilmente los niveles de glucosa en sangre. Por ello, estos cereales no son recomendados para personas con diabetes, prediabetes o baja sensibilidad a la insulina.

Además, los carbohidratos refinados están directamente relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

Pocas proteínas y fibras

La mayoría de los cereales comerciales son altamente procesados, por lo que han perdido gran cantidad de vitaminas, minerales, proteínas y fibra dietética.

Colorantes y sabores artificiales

La ciencia demuestra constantemente el daño que producen los colorantes y sabores artificiales en el cuerpo humano. Estos aditivos contienen sustancias que pueden resultar tóxicas y derivar en diferentes alergias.

Recuerda que su objetivo es únicamente hacer que los cereales resultan más atractivos a la vista de los niños, sin embargo sus efectos pueden ser muy perjudiciales.

El engaño de las frutas deshidratadas

Muchos compradores creen que aquellos cereales que incluyen frutas deshidratadas son muy saludables y nutritivos, sin embargo debes tener en cuenta que estas frutas, en su proceso de deshidratación, han perdido gran cantidad de nutrientes.

Además aportan muchas más calorías que las frutas frescas.

Descubre también: Cereales integrales para una alimentación saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *