Balón gástrico: ¿una buena solución a la obesidad?

Es probable que hayas escuchado sobre las técnicas para reducir la capacidad gástrica en aquellas personas que sufren obesidad 3 u obesidad mórbida y que ya han pasado por dietas y ejercicios sin resultados positivos.

Entre los procedimientos más comunes se encuentran la reducción de estómago quirúrgica, el método POSE, el Bypass gástrico y la banda gástrica. La mayoría de estos se consideran métodos invasivos pues se debe proceder con todo lo que incurre en una operación, con incisiones y anestesia general.

Otra técnica, menos invasiva, que va adquiriendo cada vez más popularidad es la del balón gástrico o intragástrico.

A continuación te explicamos en qué consiste este método y cuáles son sus ventajas y posibles desventajas.

Descubre también: Los 5 errores que te impiden adelgazar

¿Qué es el balón gástrico o intragástrico?

El balón gástrico es una esfera de silicona que se introduce en el estómago a través de la boca y mediante una endoscopia. La esfera se introduce desinflada y es llenada con una solución estéril a la que se la ha agregado un color azul como indicador en caso de fallas.

Luego que el balón es introducido en la cavidad estomacal, se llena por medio de una válvula que ya está incorporada en la esfera y se cierra.

Su objetivo es ayudar con la reducción de peso al limitar la cantidad de alimentos se ingieren y aportando una sensación de saciedad con mayor rapidez.

El tiempo que una persona puede tener el balón dentro de sí ronda entre 6 meses a un año, dependiendo los resultados que logre el paciente.

La manera en que la esfera se retira es igual a la forma en que se colocó, con la ayuda del laparascopio se vacía, se recoge y se saca. En ambos casos tanto en la puesta como en la retirada se utiliza anestesia local para evitar molestias al paciente y para disminuir los nervios.

Actualmente existe otro método de utilizar el balón gástrico y es que se puede tomar como si fuese una pastilla, él se infla dentro del estómago y al cabo de 4 meses se expulsa por medio de la materia fecal. A este método se llama balón gástrico ingerible.

Descubre también: ¿Cómo acelerar el metabolismo para perder peso?

Ventajas

  • Es una técnica no invasiva, efectiva y con un riesgo mínimo de efectos secundarios.
  • El procedimiento de su colocación es ambulatorio.
  • Es más económico que una operación o Bypass.
  • Además de ayudarte a bajar peso, contribuirá a controlar o resolver las afecciones que se relacionan con la obesidad como: enfermedades cardíacas, hipertensión, apnea del sueño y diabetes.

Posibles riesgos o desventajas

  • Este método está desacosenjado para personas que se han sometido previamente a cirugías de estómago o de esófago.
  • Un tercio de las personas que se someten a este procedimiento, suelen manifestar dolor y náuseas tras la colocación del balón.
  • Las complicaciones graves son poco frecuentes, pero se puede presentar irritación de la mucosa gástrica, úlceras o desplazamiento del balón al aparato digestivo.
  • Si no adquieres hábitos saludables, es probable que subas nuevamente de peso cuando te retiren el balón.

Descubre también: ¿Adelgazar sin hacer dieta? Aquí te damos 10 consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *