Revelan truco para resistir la tentación por la comida basura

resistir la tentación comida

Un estudio publicado en el Journal de Marketing Research reveló que oler la comida por más de dos minutos puede ser una herramienta poderosa para resistir los antojos.

De acuerdo con la investigación, tras oler determinado alimento por un tiempo prolongado, el cerebro se da por satisfecho pues no distingue de dónde proviene el placer sensorial (del gusto o el olfato).

“Los efectos parecen ser impulsados ​​por la compensación sensorial intermodal, por lo que la exposición prolongada a un aroma de comida indulgente / gratificante induce placer en el circuito de recompensa, que a su vez disminuye el deseo de consumo real de alimentos indulgentes”, señaló el informe del estudio.

Los investigadores alertan, sin embargo, que el tiempo de exposición al alimento debe ser prolongado, ya que olerlo por solo 30 segundos hará que aumente la ansiedad y se caiga más fácilmente en la tentación de comerlo.

Descubre también: Ansiedad por la comida: cinco hábitos para controlarla

¿En qué consistió el estudio?

Para llegar a la conclusión mencionada, los investigadores realizaron una serie de experimentos en un supermercado y en la cafetería de un colegio.

En estos lugares, usaron vaporizadores para emanar olor a comidas no tan saludables como la pizza o la galleta, y los alternaban con otros olores de alimentos más saludables como fresas y manzanas.

Fue así como lograron determinar que las personas, tras estar expuestas al olor de la pizza, solo elegían comerla en un 21 % de los casos. Mientras que aquellas personas que se exponían al olor de la manzana, elegían la pizza en un 36 % de las veces.

Aunque no está comprobada la razón de este comportamiento, los expertos sugieren que oler la comida durante un tiempo prolongado podría tener, en la mente, un efecto similar al de comerla.

“Los estímulos en una modalidad sensorial (olfativa) pueden compensar / satisfacer el deseo relacionado con otra modalidad sensorial (gustativa)”, agregó el estudio.

Descubre también: 7 buenas razones para comer despacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *