¿Duermes poco? Cuidado con estas graves consecuencias

riesgos dormir poco

En una sociedad cada vez más ocupada y afanada se ha vuelto normal restar horas de sueño para poder cumplir con las múltiples obligaciones del día a día, sin embargo esto puede traer graves consecuencias para tu salud. ¿Quieres conocerlas?

Reto Abdomen Plano
Reto Abdomen Plano

El sueño insuficiente o de mala calidad afecta cada parte de tu vida y puede sabotear cualquier esfuerzo para estar saludable, pleno y feliz.

La cantidad de horas recomendadas para dormir varía de acuerdo con la edad y para un adulto promedio suelen ser entre 7 y 9, sin embargo muchas personas actualmente dedican menos de 6 horas a su descanso, exponiéndose a diferentes consecuencias negativas, de las cuales hablaremos a continuación:

Aumento de peso

El sueño deficiente, cuando se vuelve una condición recurrente, puede alterar los niveles de hormonas que afectan el apetito y por consiguiente hacer que comas más durante el día.

Está comprobado que las personas que duermen menos tienden a tener peores hábitos dietéticos.

Mayor riesgo de accidentes

La falta de sueño provoca somnolencia diurna y puede redundar en “microsueños” que resultan muy peligrosos cuando se presentan, por ejemplo, mientras se conduce.

Gran parte de los accidentes de tránsito en la actualidad ocurren como consecuencias de breves periodos de sueño de 10 o 15 segundos que pueden resultar letales.

Irritabilidad y estrés

Para nadie es un secreto que cuando dormimos muy pocas horas, nos sentimos mal, cansados y sin energía. Además, la falta de sueño puede provocar irritabilidad, impaciencia, estrés y mal humor.

Por si fuera poco, expertos coinciden en que la falta de sueño puede hacernos más vulnerables a problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad.

Descubre también: Los estragos del estrés sobre tu cuerpo

Riesgo de enfermedades cardíacas

Estudios científicos han relacionado los sueños muy cortos o de mala calidad con un mayor riesgo de presión arterial elevada y de enfermedades cardiovasculares.

Los sueños excesivamente largos también han sido asociados con un mayor riesgo de hipertensión por algunos estudios.

Menor concentración

La privación de sueño también ha sido asociada a una menor concentración y rendimiento cognitivo en general, por lo que podría afectar el desempeño escolar o laboral, dependiendo de la edad.

Alteración del sistema inmunológico

El sueño es un regulador de los procesos inmunológicos y por ende la carencia del mismo puede hacerte más susceptible a diferentes infecciones y enfermedades.

Estudios han demostrado que la reducción prolongada del sueño (junto con el estrés que genera) provoca una producción persistente de citocinas proinflamatorias.

Descubre también: Aprende a detectar los trastornos del sueño más comunes

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *